Crítica

La crítica o acción de criticar, es la opinión o emisión de un juicio sobre algo. Se trata de la expresión de una perspectiva subjetiva sobre un hecho, situación, obra artística o texto literario. Etimológicamente deriva del griego krinein, que significa “discernir o separar“, y está relacionada con kritike o “relativo al juez”.

Por su origen etimológico el significado es “acción de discernir”, en el sentido de diferenciar la verdad de la falacia o el error. La crítica es una acción del intelecto que se expresa como opinión, luego de un análisis sobre algún tema en particular.

Según sea la intencionalidad de la crítica, en especial si se defienden intereses mezquinos, se puede destruir la reputación de alguien, o su proyecto.

Para la filosofía, el ser humano tiene un deseo natural de conocer racionalmente la verdad, por lo que la crítica fue una herramienta auxiliar de dicha ciencia desde tiempos remotos.

En las ciencias derivadas de la filosofía, la palabra crítica es indistintamente aplicable al discernimiento enfocado hacia lo empírico, hacia lo teórico e incluso hacia lo teológico a través del análisis recurrente del objeto crítico.

Actualmente podemos distinguir dos acepciones de la palabra crítica, una en relación a la capacidad de realizar un análisis y expresar una opinión neutral, desinteresada e imparcial sobre alguna cuestión; y la otra centrada en los aspectos negativos, orientada exclusivamente a la búsqueda de defectos, de fisuras, de errores, manifestando una opinión sesgada, parcial e interesada.

En el lenguaje coloquial el término crítica es ambiguo, ya que tiene dos acepciones que, según su intención, están orientadas a la destrucción (crítica negativa) o a lo constructivo (crítica positiva).

La crítica constructiva o positiva propone soluciones nuevas a los defectos o problemas expuestos en la crítica, siendo su objetivo el bien común. Quien la reciba debe considerarla para utilidad y beneficio del equipo de trabajo, requiriéndose altura intelectual y visión de la problemática

La crítica destructiva se enfoca en la identidad de la persona, en lugar de dirigirse a su conducta o comportamiento, y tiende a generalizar. La crítica negativa busca culpables, olvidando la retroalimentación y búsqueda de soluciones.

Por otra parte, también debemos destacar el pensamiento crítico que es un hábito de la conducta de una persona en la búsqueda de la verdad, antes de formular su opinión.

Este tipo de pensamiento crítico duda de todo aquello que es presentado como una certeza, como una verdad absoluta, con el fin de ver la realidad en profundidad más allá de las apariencias.El pensamiento crítico está ligado al racionalismo, a un proceso de reflexión y razonamiento.

La crítica es una práctica formalizada en el ambiente artístico, periodístico y cultural, en donde los especialistas en cada área fundamentan con argumentos sólidos y detallados su posición sobre cine, música, teatro, deporte, televisión sin realizar una crítica arbitraria o caprichosa sino respaldada por su conocimiento.

Significados relacionados

Comentarios