Decanazgo

Decanazgo es un término similar a decanatura, en clara referencia al puesto de decano. Un decano es la persona que ocupa el puesto o ejerce la función del decanato. En “El brujo postergado”, de Jorge Luis Borges, el escritor habla de decanazgo en relación a una vacante a una posición de deán, a quien corresponde una jurisdicción eclesiástica en términos de parroquias. A la dignidad de deán se refiere Borges cuando en su cuento relata “alcanzó el deanato siendo muy joven”.

En el cuento del talentoso escritor argentino, el deán ocupa cargos cada vez más importantes hasta ser elegido papa en la ciudad de Roma. En una política eclesiástica de promociones, ascensos, compromisos, estrategias donde lo demasiado humano convive con la imagen de Cristo.

pope-benedict-xvi-84230_1920

El cuento revela una lucha denodada por pequeñas parcelas de poder, de control, de reconocimiento, en la defensa de las ambiciones más carnales por parte de personas con formación teológica, con una vida de oración y de madurez personal. Esas pequeñas y mezquinas luchas características en la vida de la iglesia.

El deán es una persona que desempeña un cargo religioso en el cristianismo. Llamado sacerdote o párroco para los católicos, para los benedictinos deán es el jefe de un grupo de diez monjes, cargo tercero después del abad y del preboste. Para la iglesia anglicana, el deán es el funcionario eclesiástico cuyo cargo es el inmediato inferior al obispo.

Entre las funciones del deán se encuentran:

  • Inspeccionar a los curas bajo su deanato.
  • Comunicar al obispo y advertir sobre su comportamiento.
  • Organizar conferencias eclesiásticas en sus casas.
  • Aprobar sacerdotes para confesar cada quince días.
  • Velar por la situación espiritual y temporal de las iglesias del deanato.

Sinónimos de decanazgo

decanato, deanato

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *