Secuestro

El secuestro es un tipo de delito es que se priva de libertad a una persona, usualmente mediante el uso de la fuerza. Dependiendo del caso, la persona secuestrada puede ser víctima de otros crímenes más graves mientras está en cautiverio.

Si bien el secuestro se suele aplicar a personas, también existe el secuestro de bienes, en que objetos materiales son tomados a la fuerza exigiendo algún tipo de pago o acción para su devolución.


Legalmente, el secuestro es uno de los delitos más graves que se pueden cometer y lleva a penas de cárcel que pueden incluir cadenas perpetuas, sobre todo si los daños que presenta la víctima son graves.

En un secuestro se priva ilegalmente a la persona de su libertad

Otro modelo de secuestro legal es el embargo de bienes por orden judicial ante el no pago de una deuda o falta de cumplimiento de una sentencia. Asimismo, se pueden secuestrar cosas durante un allanamiento en busca de pruebas o investigación judicial.


Existen diferentes tipos de secuestros a la personas, ello según qué se busca hacer con el individuo que se mantiene en captura. El modelo más común es solicitar el pago de dinero para ponerlo en libertad.

Un secuestro no siempre es violento, ya que el secuestrador puede atraer a su víctima para que se entregue voluntariamente y, mantenerla cautiva mediante el uso de trucos psicológicos. En ese caso igualmente está secuestrada.

El objetivo de un secuestro es siempre es el sacar provecho de la víctima, ya sea sexual, monetario o explotarla mediante el tráfico de personas sometiéndola a un régimen de esclavitud, siendo un problema que ocurre en todo el mundo.

Un tipo de secuestro ilegal de bienes es el que se puede hacer de un avión, tomando el control por la fuerza y demandando ciertas acciones para volver a tierra y liberar a los pasajeros o tripulación, aunque también hay casos en que la aeronave es tomada con el objetivo de estrellarla.

Un juez puede ordenar el secuestro de bienes, ya sea dentro de una investigación policial o judicial o, como sentencia ante un caso civil como lo son los embargos. En el primer caso se requiere una orden judicial, la cual se concede demostrando la necesidad del procedimiento, mientras que en el segundo es la consecuencia de no cumplir un contrato ya sea con privados o con el Estado.

El término secuestro deriva del latín sequestrum, que significa alejar a una persona de un lugar. Se trata de una palabra propia del derecho, aunque también se usa de forma coloquial.

En secuestros a personas contra su voluntad, se puede dar el llamado Síndrome de Estocolmo, en que las víctimas comienzan a empatizar con su captor, incluso asistiéndolo. Esto se debe a un trauma psicológico que puede continuar presente incluso después de su liberación.

Ejemplos de uso de secuestro

  • El acusado aprovechó un descuido de la madre para llevar a cabo el secuestro de la víctima
  • El juez ordenó secuestrar las computadoras y dispositivos móviles presentes en la casa a allanar
  • Ante el no pago del crédito automotriz, se autorizó el secuestro del vehículo
  • El delincuente pidió cien mil dólares para liberar a la secuestrada

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Secuestro” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: https://quesignificado.com/secuestro/ [Consultado: ].