Ambiguo

Ambiguo es un adjetivo calificativo, es decir que nos informa de rasgos o cualidades de un determinado sustantivo. El término se refiere a aquello que puede interpretarse de maneras diferentes, es decir que puede dar lugar a diversas interpretaciones. Del latín ambiguus, el vocablo está formado por el prefijo amb (que en castellano también integra la palabra “ambos”) cuyo significado es “por uno y por otro lado, por los dos lados”. En relación a su origen, la palabra ambiguo refiere a lo que actúa en doble sentido, por uno y otro lado, lo equívoco y lo incierto.

El calificativo de ambiguo puede aplicarse a una persona, a un comportamiento, a una actitud, a una expresión o a una situación determinada. Cuando la calificamos de ambigua estamos afirmando que dicha persona, expresión o situación nos genera incertidumbre, duda o cierta confusión ya sea porque no resulta claro su accionar, porque su conducta es indeterminada o porque no es claro ni preciso el mensaje que expresa.

Lo que es ambiguo puede interpretarse por un lado o por el otro.

Muchas veces nuestro lenguaje corporal se resiste a nuestro lenguaje oral, es decir que las afirmaciones que formulamos con palabras no son acompañadas por nuestra gestualidad y por nuestras expresiones corporales. En esos casos somos ambiguos ya que afirmamos con la palabra aquello que negamos inconscientemente con el gesto. Sabemos que el inconsciente suele filtrarse al exterior independientemente de la voluntad y sin que medie intención alguna, lo cual ocurre a través de lapsus, actos fallidos, chistes e inclusive a través de nuestro lenguaje corporal. Estas aparentes contradicciones que se manifiestan en las personas pueden ser, generalmente, causantes del calificativo de ambiguo en relación a un sujeto.

La ambigüedad, en muchos casos, suele ser utilizada deliberadamente como estrategia para confundir al interlocutor, con la intención de no brindar datos o información clara y precisa.

Una actitud ambigua es incierta y confusa, carente de precisión. En algunas ocasiones solemos tener dificultades para comunicarnos de manera asertiva, es decir para expresar pensamientos y emociones en forma directa, honesta, clara y correcta, respetando el punto de vista de otras personas y defendiendo con respeto nuestra perspectiva. Es en estas ocasiones en las que algunas personas suelen expresarse de modo ambiguo, para no dejar claramente especificado su pensamiento y creencias.

En el ámbito laboral, un lenguaje ambiguo puede ser disparador de problemas de comunicación y malentendidos que tienen como resultado la ineficacia de los equipos de trabajo. Especialmente en entornos como los de las ciencias médicas o de la informática por ejemplo, en los que un lenguaje claro y preciso es indispensable para evitar errores irreparables.

Significados relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *