Violencia psicológica

La violencia psicológica es aquella que se ejerce mediante comportamientos y agresiones no físicas que buscan dañar el autoestima de la persona, estableciendo una relación de poder y dominancia sobre ella.

Este tipo de violencia se da generalmente en el ámbito de la pareja y, a diferencia de la física es silenciosa ya que no deja marcas visibles, aunque es posible notar cambios de comportamiento en las víctimas, las que muchas veces no saben que están sufriéndola y le dan la razón al agresor.


La violencia psicológica también es un tipo de maltrato infantil, ya sea solo o combinado con otro tipo de abusos que crean problemas que el niño llevará consigo por el resto de su vida, haciéndolos más propensos a sufrir depresión, trastornos de ansiedad y adicciones.

La violencia psicológica también es un tipo de maltrato infantil

Esta violencia psíquica es más común en todo ámbito y puede darse en forma de acoso, manipulación o un maltrato que degrada constantemente a la víctima, la cual se siente culpable y hasta justifica al agresor.


La violencia psicológica incluye maltrato verbal, actitudes controladores, difamación ante terceros, separar a la persona de sus afectos y círculo de protección y, una serie de amenazas que pueden ir desde abandono a destrucción, pasando por lo físico por más que estas no se materialicen.

El maltrato físico suele venir precedido de violencia psicológica y, como la víctima está aislada por el control que se ejerce sobre ella no tiene los medios para buscar ayuda en sus cercanos, ya que se le privó directa o indirectamente de estas relaciones.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 35% de las mujeres sufrieron de algún tipo de violencia en relaciones, ya sea psicológica, sexual o física y, que quienes los cometen suelen aprender estas conductas de maltratos que sufrieron en su infancia.

La violencia psicológica hacia el niño genera un daño similar a la física a mediano y largo plazo, la que suele comenzar antes de los 6 años de edad y extenderse hasta la adolescencia. Estos niños mostrarán señales en su comportamiento.

Quienes sufren violencia psicológica tienden a recurrir a la auto agresión, presentan trastornos alimentarios y depresiones, además de dificultades para dormir y situaciones que afectan fuertemente su día a día.

Los primeros indicios de violencia psicológica en la pareja se presentan en el noviazgo a través de actitudes posesivas y denigrantes, en la que la víctima es manipulada para creer que se trata de algo normal que va ligado al afecto y amor.

Ya sea como forma de violencia de género o maltrato infantil, la violencia psicológica deja marcas de por vida y por ende además de terminar con la situación, requiere de un tratamiento especializado extenso de manera de que la víctima recupere su autoestima y disminuir sus consecuencias.

Ejemplos de uso de violencia psicológica

  • Los expertos explicaron que la violencia psicológica es el tipo de maltrato más común en la pareja
  • La psiquiatra infantil detectó señales de violencia psicológica en el comportamiento del niño
  • María muestra claras señales de estar sufriendo de violencia psicológica por parte de su novio
  • La violencia psicológica deja huellas a largo plazo

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *