Teleología

La teleología es una rama de la metafísica (que a su vez es una disciplina de la filosofía) que estudia las causas finales, los propósitos o finalidades de un ser. El término deriva del griego télos que significa «meta», «fin», «propósito», y logos que es «explicación» o «razón». Por lo cual su traducción sería «razón o explicación de algún tema en función de su finalidad.»

En el ámbito ontológico, un hecho es teleológico cuando su meta es su razón de ser, es decir que su fin justifica su existencia.

railway-508566_1280

Con relación a la conducta humana, se dice que una acción es teleológica cuando no responde a fines arbitrarios o intenciones caprichosas del momento, sino que tiene una intencionalidad o fin explícito, articulado dentro de un proyecto o plan futuro.

Un comportamiento teleológico debe responder a un fin determinado a conciencia y en forma crítica dentro del objetivo final, opuesto a la alienación e inercia de la estructura del proyecto.

Aristóteles estableció 4 causas necesarias para explicar un fenómeno: una causa formal (provee a un objeto del ser), una material (referente a su composición), una causa eficiente (la causa) y otra final (el para qué existe) que es de la que se ocupa la teleología.

La causa eficiente es la causa que determinó el suceso a explicar. La causa final constituye la meta o fin al que está destinado el suceso. Estos dos tipos de causas determinaron la creación de dos modelos o paradigmas diferentes para explicar la naturaleza.

El modelo causalista, por un lado, ajeno a postular finalidades o propósitos en lo que acontece; y el modelo finalista, por otro lado, que admite una finalidad o sentido en lo que hay, determinado por la esencia o naturaleza de los seres, y porque dicha finalidad o sentido es una causa trascendente al ser.

La explicación de la naturaleza por causas eficientes tiene éxito en ámbitos como la física y las ciencias naturales, pero no es observable en las ciencias sociales y humanas donde las intenciones o fines son parámetros indispensables para entender el accionar humano individual o colectivo.

En otras áreas de la biología, la aparición de la inteligencia y la conciencia son resultado de la aplicación de un método científico aplicado a la ciencia y no de la mera observación y percepción de la realidad.

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *