Tiempo libre

El tiempo libre es un lapso dedicado al descanso y a las actividades placenteras.

Es un período en el que no hay obligación alguna de cumplir con el trabajo o con las obligaciones de la vida.

Habitualmente, al tiempo libre se lo denomina ocio o recreación.

Algunos dedican el tiempo libre al deporte, a la música, a la lectura, o simplemente a disfrutar de la naturaleza.

 

El tiempo libre es un espacio de libertad que el ser humano utiliza según sus necesidades.

Cuando el sujeto elige libremente las actividades de su preferencia basado en su necesidad personal, sin condicionamientos de ningún tipo, podemos hablar de ocio.

Pero la sociedad de consumo hace una manipulación del tiempo libre a través de la publicidad de los medios masivos de comunicación y los aparatos de control cultural.

La industria del ocio manipula los niveles de libertad en función de intereses ideológicos, políticos y económicos, sometiendo a los sujetos al consumo de las actividades que promueven.

El hombre suele ser manipulado por la industria del tiempo libre, pero también tiene capacidad crítica para distinguir entre el ocio que se le vende y el que verdaderamente necesita.

La libertad real para decidir de qué forma utilizar el tiempo libre, dependerá en cada persona de distintos factores:

El ocio tiene una función psicológica, ya que ofrece al sujeto las condiciones ideales para satisfacer sus necesidades emocionales olvidando la realidad laboral, familiar, el estrés, las presiones.

El aporte del tiempo libre al sujeto dependerá de su actitud ante las situaciones y actividades que selecciona.

El tiempo libre cumple también varias funciones sociales:

  • De sociabilización: en relación a la sociedad y al entorno en el que el sujeto está inmerso, el ocio ayuda a recuperar la sociabilización. Las condiciones laborales deterioran los vínculos y empobrecen las relaciones sociales conduciendo a la soledad, la individualidad y la ausencia de comunicación interpersonal.
  • De simbolismos: las elecciones personales son símbolos de afirmación de la identidad, de un deseo de individualización y diferenciación. Además, el empleo de distintos tipos de ocio distingue a las clases sociales de modo simbólico.
  • De reparación terapéutica: la contribución del tiempo libre es fundamental para mejorar la calidad de vida, la salud mental, física y social, disminuyendo el riesgo de enfermedad.

 La actividad física que se realiza en el tiempo libre mejora el sistema inmunológico aumentando nuestras defensas ante los agentes externos y disminuyendo los niveles de estrés.

El estrés es un gran enemigo en los tiempos actuales de nuestra vida cotidiana. La mejor forma de reducirlo es dedicando más tiempo al ocio, a la amistad, a practicar hobbies y desconectar.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *