Ludopatía

La ludopatía es una adicción patológica a los juegos de azar. Se trata de apostar siguiendo un impulso irrefrenable, aún a sabiendas de los estragos que el juego causa en la vida.

Cuando se apuesta, se está dispuesto a arriesgar aún las cosas más valiosas con la esperanza de obtener algo que se estima en mayor valor.

Igual que todas las demás adicciones como el alcohol, las drogas y otras sustancias, las apuestas estimulan los sistemas cerebrales de recompensa generando adicción.

La ludopatía es un deseo irrefrenable por hacer apuestas de juego.

La ludopatía es una enfermedad crónica que ha destruido muchas vidas. Su característica es el fracaso progresivo en crear resistencia al impulso de jugar apostando dinero.

Sin embargo, no todas las personas que realizan apuestas tienen un desarrollo de la adicción, así como no son alcohólicas todas las personas que beben.

Pero existen personas que hacen un uso problemático, aunque no sean adictas, de los juegos de azar.

Si bien desde hace siglos las civilizaciones han sufrido, en especial en la familia, los estragos que causan las apuestas, actualmente las oportunidades de juego se ven incrementadas por las versiones virtuales de internet: bingos, salas de apuestas deportivas, casinos, entre otras.

En las últimas décadas, el auge de los juegos de azar hizo que la ludopatía sea la adicción, sin uso de sustancias, que más atenciones requirió en los centros de salud.

Se trata de un trastorno grave de salud que puede destruir no sólo el patrimonio sino la vida de las personas.

El juego patológico o ludopatía suele producir un efecto dominó que ejerce influencia en todas las áreas vinculadas con la persona enferma: la familia, la pareja, el trabajo, las actividades educativas y las relaciones sociales.

Por otra parte, cada vez es más temprana la edad de inicio, sobre todo en los juegos de internet. Y pasan más inadvertidas las adicciones sin sustancias, siendo inclusive más aceptadas por la sociedad.

Las compras compulsivas, el juego, el trabajo, internet, el uso del celular, son presentadas como actividades sin riesgo que están asociadas a la diversión y entretenimiento.

Muchas personalidades célebres como futbolistas, actores o presentadores prestan su imagen con el fin de promover actividades que bordean el límite de la salud mental.

Existen algunos indicadores de la ludopatía, considerando que cada persona es diferente como lo es también su contexto:

  • Sufren síntomas de abstinencia, de dependencia y de tolerancia al igual que el resto de las adicciones.
  • Experimentan un impulso físico y emocional que sólo se calma cuando dirigen su conducta hacia las apuestas.
  • Tienen una necesidad que se incrementa en relación a obtener más dinero y pasar más tiempo jugando.
  • Son irritables cuando alguien trata de frenar su adicción o cuando no pueden jugar por alguna causa externa.
  • La principal preocupación sobre la que gira la vida es conseguir dinero y tiempo para jugar.
  • Asumen cualquier tipo de riesgo por jugar, aún la pérdida o deterioro de las relaciones laborales, familiares, de pareja.

Para los ludópatas, el juego suele ser una vía de escape a los problemas de la vida cotidiana. Es una característica recurrente la negación de la adicción, a la que minimizan o bien ocultan.

Sin embargo, y pese a la complejidad de la problemática, la ayuda profesional puede ser eficaz si se logra un reconocimiento de la enfermedad y se accede al tratamiento.

Significados relacionados

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *