Peces dorados

Los peces dorados en la cultura china son un símbolo budista al que se adjudican varios significados. En general, el diseño consta de dos peces carpa orientados en sentido contrario.

Los dos peces dorados representan la felicidad y la espontaneidad, la libertad de moverse en el agua. También la fertilidad, ya que los peces se reproducen con facilidad y rapidez.

El dibujo de dos peces dorados en el hinduismo, originalmente simbolizaban los ríos sagrados: Ganges y Yamuna.

Uno de los dos peces dorados del símbolo buda

Los peces simbolizan la felicidad y la libertad que tiene el pez nadando en el agua.

Significado de los peces dorados

En las religiones hindúes, budistas y jainistas, los peces tienen un significado religioso. Del mismo modo ocurre en el cristianismo.

En sus orígenes, los peces se vinculaban a los ríos sagrados Ganges y Yamuna, de la India. La fertilidad de las riberas y el agua de los ríos ayudó a la prosperidad de la civilización.

Para el budismo, los peces dorados significan:

  • libertad
  • felicidad
  • abundancia
  • buena fortuna
  • fertilidad
  • coraje
  • valentía

Los peces nadan en el agua con fluidez, sin ahogarse, por eso representan un modelo de valentía. Se necesita coraje y fortaleza para enfrentar los sufrimientos del océano de la vida.

A menudo la representación simbólica es de dos peces carpa, especie sagrada en Oriente por su longevidad (viven hasta cien años).

Leyendas sobre el origen

En China son muchas las leyendas sobre los peces dorados, que simbolizan un deseo de riqueza y abundancia.

Una de las leyendas relata que los peces son las lágrimas de una hermosa niña. La pequeña vive en un palacio del cielo, y derrama sus lágrimas a las profundidades del océano.

En la antigüedad era una vieja tradición entregar peces a los templos budistas. Allí nació la cría y cautividad de peces exóticos en China, que luego se expandió a Japón.

Según una de las leyendas, cuando Buda alcanzó el Nirvana se le presentaron los llamados ocho símbolos propicios. Estos son herramientas de enseñanza para lograr la iluminación mental y la conexión cuerpo-mente.

Los ocho signos auspiciosos del budismo son:

El símbolo de los peces dorados

En el Tíbet y los lugares donde se extendió el budismo, el símbolo de los peces dorados se volvió muy popular. Se les otorgó el color dorado que representa los logros alcanzados en la práctica espiritual.

Esos méritos espirituales implican la victoria sobre los deseos mundanos. Como también la superación del sufrimiento, que simbolizan los océanos.

Este símbolo forma parte integral del budismo, cuya creencia implica recorrer el ciclo interminable de nacimiento, vida, muerte y encarnación.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.