Ir al contenido

Set es un nombre hebreo que deriva del verbo ashit que significa “pondré”, lo que da comienzo a la profecía mesiánica. De acuerdo con el libro bíblico de Génesis, el linaje del Mesías se transmitirá a través de los “setitas”.

Según la Biblia (Gén 3.15) Set fue el tercer hijo de Adán y Eva, hermano menor de Caín y Abel. El plan de Dios sustituyó “otro hijo”, luego de que Caín asesinase a su hermano Abel.

El texto bíblico da el registro del linaje mesiánico que comienza con Set (Gén 5.3), incluye a Enoc, Matusalén y termina con Noé. Ese linaje estaba destinado a preservar la imagen de Dios, del que posteriormente también descendería Jesús.

set hermano menor de Caín y Abel, según la Biblia

La Biblia es libro fundamental del cristianismo y del judaísmo.

¿Quién fue Set?

Después de que Caín mató a su hermano Abel, Dios levantó otra simiente justa: Set. El nacimiento del hijo menor de Adán y Eva fue un plan divino, por intermedio del cual Dios podría cumplir su propósito de redimir al mundo. A pesar de la muerte de Abel, en quien no había maldad, fue firme la perseverancia de Dios para salvar a la humanidad de sus debilidades.

Si bien la historia de Set es menos conocida que la de Caín y Abel, es de gran importancia dentro de la historia de la humanidad. A través de los descendientes de Set, nacieron grandes hombres y mujeres que preservaron la imagen de Dios.

Set fue el tercer hijo varón de Adán y Eva, heredero de la primogenitura de Adán. Su hijo se llamó Enós, y vivió muchos años después de Noé.

¿Qué significa el nombre hebreo Set?

El nombre Set significa “sustitución”, ya que está relacionado con los verbos sustituir, colocar, establecer. El nuevo hijo de Adán y Eva fue “puesto en el lugar de”, luego de la muerte de Abel en manos de su hermano mayor.

En el plan divino este nuevo hijo fue un hito de salvación, ya que Dios introdujo con Set el linaje de Jesucristo.

En el hebreo antiguo, el significado del nombre tuvo sentido en el contexto del crimen de Caín. Ese episodio criminal marcó su descendencia, abriendo el camino para la creciente maldad de la humanidad.

Homicidio versus nacimiento

El plan de salvación de Dios se abrió paso a través de una serie de contrastes entre Caín y Abel, sus personalidades y su conducta. La vida de Caín estuvo signada por los celos, la violencia y un horizonte limitado (lo que llevó al posterior Diluvio). Mientras que el nacimiento de Set repara el fracaso anterior y restaura el plan de salvación de Dios, conduciendo a la supervivencia y salvación de la humanidad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.