Enamoramiento

Enamoramiento es un estado afectivo que hace sentir a las personas enamoradas o atraídas profundamente por alguien. Lo caracteriza la necesidad de estar constantemente junto a la persona amada, la felicidad extrema y la alegría de encontrar a alguien con quien compartir las cosas de la vida.

Enamoramiento es un proceso emocional poderoso, intenso y arrebatador que sume a la persona enamorada de una felicidad inexplicable. Se pierde la concentración, hay deseos de unión física e intimidad y se idealiza mucho al otro, quien se convierte en el centro de atención.

AmorEnamoramiento

Desde el punto de vista bioquímico, el comienzo del enamoramiento es en la corteza cerebral y produce respuestas fisiológicas, cambios físicos y psicológicos fácilmente identificables. Cuando alguien nos atrae se activa el lenguaje de nuestro cuerpo a través de mecanismos de seducción, que se traducen en la forma de pararnos, de vestirnos, de mirar a la persona que nos interesa revelando que sentimos algo especial. Se conjuga nuestro instinto inconciente y animal, con nuestra habilidad estratega, la que todos tenemos.

Desde el punto de vista químico, la atracción a la que refiere el enamoramiento produce en el cerebro feniletilamina, sustancia química que provoca la secreción de dopamina, de efectos similares a las anfetaminas, que produce un estado natural de euforia cuando estamos con nuestra pareja.

También se disparan otras sustancias químicas que generan atracción y deseos de estar juntos, ya que a partir del momento de ver a la persona que nos atrae, se la identifica con sensaciones positivas de sensualidad, excitación, alegría, emoción, cariño.

Estas sensaciones se interpretan a nivel psíquico, físico y emocional por eso el estar enamorado desarrolla una mirada positiva sobre el otro, de encantamiento donde el tiempo vuela, todo es risas y sueños estando despiertos y la personalidad del otro parece perfecta.

No debe confundirse enamoramiento con amor, ya que éste supone haber atravesado la etapa color de rosa del enamoramiento, y poder estar al lado del otro a pesar de su vulnerabilidad y sus defectos. El amor verdadero no manipula ni juzga y tiene más placer en dar que en recibir. En el amor los dos se muestran tal cual son, sin disfraces, de carne y hueso, sin miedo al rechazo, aceptándose como son, donde ambos pueden amarse tanto por su luz como por sus sombras.

Significados relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *