Vulnerabilidad

La vulnerabilidad es un concepto aplicable a distintos campos, asociado a la capacidad disminuida de una persona o de un grupo social para hacer frente, resistir y sobreponerse a un impacto.

Según la Real Academia Española de Letras, vulnerabilidad es la cualidad de ser vulnerable.

Es vulnerable quien es susceptible de ser herido o lastimado, no sólo física sino moralmente.

La vulnerabilidad se relaciona con diversos ámbitos, no sólo con la pobreza material.

La vulnerabilidad es una condición dinámica y relativa, que depende de las condiciones del contexto.

La exposición de las personas a ciertos riesgos es variable según sea su condición social, origen étnico, sexo, identidad, edad u otros factores.

Si bien la vulnerabilidad es una acepción relacionada generalmente con la pobreza y las condiciones sociales, hay muchas otras situaciones de vulnerabilidad o debilidad.

Por ejemplo las personas de edad avanzada que viven en soledad, en aislamiento, que se encuentran en un estado de indefensión ante riesgos determinados como la inseguridad, las enfermedades, la discapacidad física.

La vulnerabilidad puede adoptar diferentes formas:

  • Personas desplazadas que no tienen hogar ni fuente de ingresos
  • Personas marginadas, desposeídas, excluidas
  • Refugiados que huyeron de su territorio por razones de supervivencia o temor de ser perseguidos
  • Madres lactantes, mujeres embarazadas, niños pequeños, viudas
  • Personas mayores que no tienen apoyo familiar
  • Personas con discapacidad
  • Ancianos abandonados a su suerte
  • Viviendas precarias de barrios pobres que no están preparadas para resistir la lluvia o los fuertes vientos
  • Viviendas que no fueron construidas para resistir terremotos o huracanes en las zonas en que éstos son habituales
  • Niños explotados laboralmente

La falta de previsión, de preparación, de apoyo familiar y social pueden dar lugar a respuestas más lentas a los desastres, más sufrimiento o un padecimiento más prolongado.

Lo contrario de la vulnerabilidad es la capacidad para hacer frente a una amenaza o un peligro, los recursos de que disponen las personas, las familias, las comunidades para resistir los efectos de la presión que los oprime.

Los recursos pueden ser materiales, pero también puede tratarse de la forma en que está organizada una sociedad, los atributos y aptitudes con los que cuentan las personas y las organizaciones.

El nivel de vulnerabilidad de los sujetos y el alcance de la capacidad que tienen para resistir y enfrentarse a los peligros, como así también de recuperarse de los desastres, es dependiente de factores económicos, políticos, físicos y sociales.

Por supuesto que la pobreza es un factor que contribuye de un modo relevante a la vulnerabilidad. Es mucho más probable que personas pobres trabajen y vivan en regiones expuestas a potenciales peligros, y menos probable que puedan disponer de los recursos necesarios para hacer frente a la situación.

Habitualmente, los países más ricos suelen proteger mejor a las personas disponiendo sistemas de preparación y previsión.

Además, la mayor solidez de las familias respecto de sus medios de subsistencia y los mayores ingresos económicos aumentan la resiliencia de las personas permitiéndole una recuperación más rápida de los desastres.

Significados relacionados

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *