Ir al contenido

La rosa es la flor que tiene mayor cantidad de significados, ya que simboliza distintos sentimientos según su color. Es una flor con una amplia gama de tonalidades, disponible todo el año.

Regalar una rosa es el obsequio más popular y simbólico del mundo. En especial en el mundo occidental, ya que en Oriente la más común es la flor de loto.

Siempre es agradable recibir un ramo de rosas cuando nace un bebé, en una boda o cumpleaños. Y más aún cuando se trata de enamorados.

rosa de color azul

Rosa azul

¿Qué significa regalar una rosa?

Cuando de regalos se trata, siempre hay que pensar en las características de quien recibirá el regalo. Si queremos tener una atención con nuestro médico de cabecera, probablemente pensemos en otro tipo de obsequio.

Quien elige regalar un ramo de rosas, está expresando con él sentimientos cálidos hacia su destinatario. La idea es transmitir sensaciones gratas que hagan sentir especial al otro.

Tener un pensamiento especial hacia alguien y desear su felicidad, suele ser sintetizado regalando un ramo de flores. Es agradable tanto para quien lo ofrece como para quien lo recibe.

Si aprendemos a conocer el lenguaje de las flores, elegir el color será una forma de enviar un mensaje relacionado con la persona que lo acoge.

La rosa: un color para cada sentimiento

De las más populares de todas las flores del mundo, la rosa quizás más famosa es la roja, como símbolo del amor. Pero lo cierto, es que existen muchos colores y significados para esta bellísima flor. Hay un color para cada ocasión, ya que son ideales para cualquier suceso:

  • rojo: simboliza la pasión y el amor
  • borgoña: representa la elegancia y la belleza
  • azul: es la rosa de los milagros, las posibilidades y el misterio
  • blanco: es el color de la pureza, la inocencia, el amor puro y espiritual
  • rosado claro: símbolo de amistad
  • rosado oscuro: simboliza la gratitud
  • amarillo: es el color de los celos, la envidia, el orgullo y la infidelidad
  • coral o anaranjado: representa el encanto, la belleza, el deseo y la pasión exaltada

Suavidad y espinas

La planta de rosas pertenece a un género llamado rosal, que consiste en un arbusto de poca altura, muy espinoso y florido. Sus flores tienen pétalos acorazonados de exquisita suavidad y fragancia.

Existen más de treinta mil variedades de rosas, productos de la hibridación, que se utilizan con fines comerciales. Por lo tanto, podemos ver productos cosméticos como perfumes y cremas que incluyen el pétalo de rosa como ingrediente.

Se estima que las primeras plantas provenían de Asia y África, ya que antiguos escritos chinos de épocas imperiales se referían al cuidado de estas flores.

También el Antiguo Egipto da cuenta del cultivo de rosales, e incluso hoy en Marruecos y Turquía es popular la aromaterapia en base a estas flores.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.