Criminalística

La criminalística es la ciencia que mediante el uso de herramientas rigurosas examina pruebas y materiales relacionados con algún delito entregando hallazgos que pueden ser utilizados a nivel judicial.

Al utilizar herramientas y métodos científicamente correctos, la criminalística logra dar con certezas o hipótesis basadas en hechos o pruebas objetivas que indiquen una serie de aspectos relacionados a diferentes tipos de crímenes.

Existe una relación directa entre la criminalística y el derecho penal, ya que la primera entrega a la segunda datos concretos en base a las pruebas e información recopilada que ayudan tanto a resolver un crimen como también poder probar judicialmente cómo sucedieron los hechos.

La criminalística entrega pruebas judicialmente válidas en la investigación de delitos

La criminalística utiliza principios científicos probados para realizar su trabajo ya sea mediante el uso de ciencias biológicas, químicas o físicas y quienes se desempeñan en esta área se especializan en diversas etapas del proceso de descubrimiento y resolución de un crimen.

Existe la tendencia a creer a que criminalística y criminología son lo mismo, pero se trata de dos disciplinas totalmente diferentes tanto en funcionamiento como en objetivos. La primera analiza pruebas mientras que la segunda estudia a los criminales desde un punto de vista psicológico para entender su comportamiento y las razones que lo llevan a cometer delitos.

Quienes trabajan en criminalística y según su área de experticia acuden a la escena de un crimen para recolectar pruebas mediante procesos científicos que aseguren que estas se preserven y, más importante, obtener la mayor información posible que sirva para construir un caso.

El levantar pruebas supone no solo recolectar rastros de sangre o posibles huellas, sino que también fotografiar la escena. Además los expertos en criminalística analizan otras pruebas para luego cruzar las informaciones y poder reconstruir cómo ocurrieron los hechos y dar con los posibles culpables.

Dentro de la criminalística existen varias disciplinas que se especializan en diferentes tipos de análisis criminalísticos y que van desde el examen de material biológico a la revisión de documentos, sustancias químicas, armas y explosivos, informática y todo lo que se relacione con un crimen o de pistas sobre este.

Quienes se desempeñan en el área de la criminalística son considerados peritos cuyos conocimientos están validados para servir de pruebas a nivel judicial ya que siguen métodos científicos claros.

Los abogados y fiscales se valen de las pruebas criminalísticas para validar hechos más allá de la duda razonable, ya que se supone fueron recopiladas siguiendo procesos establecidos y confiables.

La ciencia criminalística sigue desarrollándose gracias a la inclusión de nuevas tecnologías que hacen aún más rápido y exacto el trabajo de los peritos criminalísticos, por lo que se encuentra en una evolución constante.

Ejemplos de uso de criminalística

  • Las pericias criminalísticas fueron claves para dar con las responsabilidades en el atentado ocurrido en París
  • La perito criminalística experta en grafología comprobó que las cartas con amenazas fueron escritas por el sospechoso
  • Expertos en criminalística trabajan en la escena del crimen para recolectar pruebas

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Criminalística” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: https://quesignificado.com/criminalistica/ [Consultado: ].