Criminología

La criminología es una ciencia que estudia a los criminales y no a los delitos en sí, ya sea desde el punto de vista antropológico, psicológico o médico, entre otros, siendo parte de las disciplinas forenses tanto en resolución como en prevención de crímenes.

La criminología busca saber qué llevó a que determinada persona cometiera un hecho criminal, es decir las causas de esas conductas desviadas todo desde el punto de vista científico, generando además nuevo conocimiento que ayude a identificar potenciales criminales.


Es importante señalar que criminología y criminalística no son lo mismo por más que muchas personas las utilicen como sinónimos, sino que son disciplinas científicas complementarias a la hora de armar científicamente un puzzle forense ante la ocurrencia de un crimen.

La criminología se concentra en quien cometió un crimen y las razones que lo llevaron a delinquir

La historia de la criminología nace con el italiano Cesare Lombroso, quien a fines del siglo XIX presenta su teoría del criminal nato, en la que basada en sus investigaciones afirma que hay ciertos rasgos físicos y psicológicos presentes en personas que son criminales o podrían serlo, añadiendo también la influencia del ambiente de crianza.


La criminología moderna es más científica y empírica dividiéndose en varias escuelas desarrolladas durante el siglo XX y, que además de estudiar al criminal en sí incluyen a la víctima y cómo la sociedad en que ambos crecen y desarrollan pueden influenciar un posible delito.

A diferencia de otras ciencias forenses, la criminología quiere saber qué lleva a un sujeto a cometer el crimen ya sea para un proceso judicial, posibilidades de rehabilitación o prevenir que otros sujetos con características similares lleguen a ser protagonistas de un hecho delictivo.

La criminología también busca entender qué tipo de castigo es más efectivo para los delincuentes no solo por el lado de la justicia y rehabilitación sino que también como forma de amedrentar a otros posibles futuros criminales.

La palabra criminología deriva del latín criminis y el griego logos. El primero significa crimen y el segundo discurso, por lo que se traduciría en el estudio del crimen, específicamente de quien lo comete.

Los expertos en criminología trabajan de manera colaborativa con los peritos en otras ciencias forenses, logrando así armar un rompecabezas con todo lo que rodea un crimen desde antes que este se cometa hasta el delito en sí considerando cómo se hizo y sus consecuencias, siendo un arma importante dentro del derecho penal.

Actualmente la criminología es una disciplina que se estudia en la universidad, ya sea como carrera en sí o post grado. Quienes la ejercen pueden trabajar en el sistema judicial, policía o en organismos gubernamentales o independientes dedicados a la prevención del delito, poniendo énfasis en las personas y la sociedad que las rodea.

Ejemplos de uso de criminología

  • El experto en criminología cree que el asesino actuó por celos ante la relación de la víctima con su ex pareja
  • La criminología estudia al criminal para entender qué lo lleva a delinquir
  • La defensa de Juan Pérez pidió el testimonio de un experto en criminología para demostrar que el acusado es víctima de su ambiente

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Criminología” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: https://quesignificado.com/criminologia/ [Consultado: ].