Ir al contenido

Bahaismo

El bahaismo es una religión monoteísta, conocida como fe baha’i, que surgió de una secta islámica persa en 1860. Lugar que hoy conocemos como Irán.

Las normas del bahaismo establecen la manifestación de Dios en todos los tiempos, a través de distintos profetas: Moisés, Jehová, Jesús, Buda, Bahá entre otros

Dieron gran importancia a las cuestiones sociales, como la igualdad social, la educación universal, la eliminación de la pobreza y la riqueza extremas, la paz mundial basada en la justicia social.

bahaismo surgido en irán

Desierto de Irán

¿Dónde fue revelado el bahaismo?

De todas las religiones reveladas es la más reciente, cuyo origen fue en Persia en el Siglo XIX. Actualmente, corresponde a la República Islámica de Irán.

La fe bahai’i es la más reciente de las grandes religiones independientes del mundo. Sus seguidores se guían por las normativas de su fundador Baha’u’llah.

El bahaismo no es una secta, tampoco un movimiento reformador ni un sistema filosófico. No pretende crear una nueva religión que sincretice las enseñanzas de otras religiones.

Por el contrario, brinda una visión ecléctica del devenir social y religioso de la humanidad. Su propuesta es brindar soluciones posibles y viables a los difíciles problemas de la actualidad.

Enseñanzas fundamentales del bahaismo

Los principios básicos y enseñanzas esenciales son:

La unidad de Dios

La creencia en un solo Dios sintetiza la idea de que el universo y todas las cosas creadas fueron obra de un ser sobrenatural llamado Dios. El tiene poder absoluto sobre su creación, por eso es omnipotente, y un conocimiento perfecto y completo sobre ella (omnisciencia).

Aunque tengamos percepciones distintas sobre la naturaleza de Dios, podamos rezar u orar en distintas lenguas, y llamarlo con nombres distintos, siempre hablamos del mismo Ser o del mismo Dios.

Algunos nombres son: Yahvé, Dios, Jehová, Allah, Brahma, Aura Mazda, Bahá, Gran Espíritu.

La unidad de la humanidad

La raza humana es una especie unificada, una unidad orgánica. La raza humana es la forma más elevada de la creación de Dios. Ya que sólo el ser humano tiene capacidad para ser consciente de la existencia de Dios, y tomar conexión con su espíritu. Su soberana voluntad eligió conferir al hombre la capacidad de conocerlo y de amarlo, lo que constituye un impulso generador.

Las enseñanzas de baha’is rechazan toda teoría de superioridad racial, fundadas en la falsedad y la ignorancia. Las diferencias superficiales como el color de la piel o la textura del cabello no implican superioridad de un grupo étnico sobre otro.

Los baha’is creen que la humanidad es una única especie, pero la ignorancia, los prejuicios, el egoísmo, las ansias de poder impidieron aceptar y reconocer esa unidad. La misión de los baha’is consiste en cambiar esa situación y crear una conciencia universal de unidad de la humanidad.

La unidad de la religión

Ante la multiplicidad de religiones que pueblan el mundo, ¿Cuál es la verdadera? Y los que no pertenecen a esa religión verdadera, son herejes?

Según los baha’is, si Dios es uno, la religión que es la revelación de su palabra a través de Moisés, Buda, Muhammad, Krishna, Jesucristo, baha’u’llah, también es una.

Los profetas son los enviados de Dios, espejos que reflejan el mismo sol. Ser baha’i es ser creyente de todas las religiones.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.