Amnistía

Amnistía es sinónimo de perdón, de acuerdo a su origen etimológico griego amnestia que significa “olvido”.

El término amnistía está formado por el prefijo negativo o privativo a/an y la raíz mimneskein cuyo significado es recordar (formación similar a la palabra amnesia).

Según su etimología, la palabra amnistía es privación del recuerdo, o pérdida de la memoria.

La amnistía es sinónimo de perdón de los delitos.

La amnistía es un instrumento jurídico del Estado que se utiliza como medida excepcional, para beneficiar a un conjunto determinado de personas que cometieron ciertos delitos previstos en la ley de amnistía de un país.

Se trata de una herramienta específica del Poder Legislativo, cuyo objetivo es impedir la acción pública es decir el enjuiciamiento penal, suprimiendo una pena.

El derecho penal la considera una medida de olvido por una infracción, que extingue la pena ya dictaminada anteriormente. Suele aplicarse la ley de amnistía a los delitos fiscales y a los delitos políticos.

Por ejemplo un Estado que da cuenta de gran cantidad de presos políticos puede dictar el perdón por medio de la ley de amnistía, exceptuando a los presos que cometieron delitos contra la integridad física de las personas como violación o asesinato.

La amnistía suele beneficiar a los presos políticos y a los que cometieron delitos fiscales, situación en la que se denomina amnistía fiscal. En este caso se perdona a través de una ley el incumplimiento de las obligaciones tributarias de determinado lapso por parte de las empresas privadas, cuando realizan evasión fiscal al no declarar la totalidad de sus bienes e ingresos fiscales.

Al tratarse de una norma general que beneficia a muchas personas, el “olvido” se limita a un período determinado de tiempo y a una circunstancia específica.

El resultado de a aplicación de la ley de amnistía es dar por terminados los procesos judiciales, si es que ya tenían fallo judicial, para que queden sin efecto las condenas impuestas.

De este modo se borran los hechos pasados antes del fallo judicial, se suprime la infracción y la persecución del delito.

En el caso de violaciones a los derechos humanos, sólo puede dejar sin efecto las consecuencias jurídicas cuando los hechos no sean graves ni violentos.

Es decir que no aplica la ley de amnistía, según la jurisprudencia internacional, cuando:

  • El enjuiciamiento trate sobre crímenes de guerra, genocidio, desaparición forzada de personas, delitos de lesa humanidad y violaciones graves de los derechos humanos, incluidos los que afectan directamente a la mujer y a la violencia de género.
  • Interfiera con el derecho de reparación de las víctimas u otro recurso efectivo.

No debe confundirse la amnistía con el indulto, ya que una tiene carácter general y el otro particular.

El indulto extingue la responsabilidad penal sobre un delito, es decir que implica el perdón de la pena. La amnistía perdona el delito, por eso puede tener efectos retroactivos.

La amnistía se justifica por su finalidad de favorecer la reconciliación nacional de la sociedad y crear condiciones propicias para la paz.

Significados relacionados

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *