Verborragia

Verborragia es una actitud de las personas que tienen excesiva necesidad de hablar. Se caracteriza por la abundancia exagerada de palabras en su elocución, enganchando una idea con otra sin necesaria conexión. La verborragia es una forma desmedida de expresarse y de manifestar los pensamientos monopolizando todo intento de conversación. Generalmente el verborrágico es una persona ansiosa, que se valora poco y oculta su interior mostrándose efusivo, seguro y optimista cuando en realidad sólo se trata de una actuación que oculta su pesimismo y soledad.

La persona verborrágica comparte todo lo que piensa con lujo de detalles brindando información de tipo personal, hablando sin parar en una catarata de palabras que no considera al interlocutor.

Conversación

La verborragia no permite la comunicación ya que el lenguaje se presenta como una barrera en lugar de servir como instrumento. Es imposible mantener una conversación porque la persona verborrágica no sabe escuchar y no da respeto ni espacio al otro.

Quien presenta verborragia quiere ser el centro de atención en toda conversación, aportar su perspectiva o punto de vista en todos los temas, relatar sus anécdotas e historias personales, o quebrar el silencio con cualquier comentario que suele agotar a sus interlocutores.

El verborrágico no sabe permanecer en silencio, tomando impetuosamente el turno para hablar sin empatía alguna con los demás, ignorando la importancia de lo que los otros también tienen para decir.

Hablar mucho no es comunicarse mejor, ya que muchas veces el lenguaje corporal habla más que la abundancia de palabras. El modo de ser, la conducta y actitud de los seres humanos ayudan a establecer vínculos sólidos de amistad, de confianza y de compañerismo en todos los ámbitos.

Generalmente quien habla demasiado hace gala de un afán de protagonismo y un egocentrismo que se hace evidente en su comportamiento. El querer llamar la atención tomando por arrebato la palabra, su intención de ser el centro de atención en toda conversación pretendiendo captar al interlocutor generan en realidad efectos contrarios.

La capacidad de concentración del ser humano tiene limitaciones y se siente desbordada por el exceso de palabras del verborrágico, incluso puede sentirse aburrido y agotado psicológicamente.

La escasez de palabras muchas veces es recomendable. ya que hablar no es lo mismo que comunicarse.

 

 

 

 

Sinónimos de verborragia

verborrea

Antónimos de verborragia

parquedad

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *