Ir al contenido

Alter Ego

El alter ego es una locución latina que significa “otro yo”, y podría definirse como una derivación de la personalidad dominante de un sujeto.

La expresión deriva de las raíces del latín: alter (otro) y ego (yo), lo que se traduce como una especie de personalidad secundaria.

La idea de alter ego se popularizó en el siglo XIX con el psiquiatra y psicoanalista Sigmund Freud, que investigó los estados de conciencia e identidad.

alter ego de una mujer

Disociación de la personalidad

Origen de la expresión

Franz Anton Mesmer (médico alemán del siglo XVIII) fue el primero en emplear la palabra cuando practicaba hipnosis en sus tratamientos. Durante el trance hipnótico, algunas personas mostraban facetas extrañas de sí mismas, como si fueran otro. A ese “otro yo” que solía emerger en esas condiciones, lo llamó alter ego.

Pero la expresión se popularizó más adelante en la psicología, con el descubrimiento de Sigmund Freud del Trastorno de Identidad disociativo. Llamado en un primer momento trastorno de personalidad múltiple, ya que el sujeto presenta varias identidades con patrones propios.

¿Qué es el alter ego?

Primero es necesario aclarar que el ego es el yo del que somos conscientes. Se trata de nuestra personalidad, nuestra conciencia, aquellos rasgos que nos diferencian y nos definen en relación a los demás.

En cambio, el alter ego habita en nuestro inconsciente. Es la otra identidad que duerme dentro nuestro, la que por distintas razones no salió a luz ni tuvo desarrollo (el artista, el cantante, la humorista, la actriz).

Más allá de las diferencias de significados que encontremos acerca de la expresión, se trata de una segunda identidad de la persona. Y puede distinguirse fácilmente de la principal u original, porque sus rasgos van cambiando de forma cíclica.

Estas múltiples personalidades tienen distintas causas, una de ellas un trastorno de salud mental llamado Trastorno de Identidad disociativo. En esta patología el alter ego es realmente nocivo, porque los “otros yo” se construyen de manera enfermiza e inconsciente.

¿Todos tenemos alter ego?

Más allá de los casos patológicos de personalidades múltiples, hay situaciones en las que el alter ego se construye de manera intencional, consciente, con un propósito saludable.

Se trata de un recurso con el que cuentan muchas personas para superar limitaciones propias, que les impiden evolucionar.  Si bien la identidad es solo una parte del sujeto, suele asumirse como un todo y resultar limitante. La idea de crear un alter ego con una identidad alternativa, puede ser muy beneficiosa.

Esta técnica se llama gamificación, y es un enfoque recomendado por algunos expertos para asumir los desafíos diarios como si fueran un juego. Actuar de “0tro” a veces nos permite vivir mejor en sociedad.

Por ejemplo alguien tímido puede asumir una personalidad alternativa en un momento de bloqueo, “jugando” a ser alguien verborrágico y seguro de sí mismo.

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Creada por el novelista británico Robert Stevenson, la novela describe la doble personalidad de un reconocido médico, que de noche era un tipo malvado. Símbolo de la lucha entre el mal y el bien que puede desarrollarse en el interior de las personas, Jekyll es un científico respetado, y Hyde una personalidad misántropa y oscura.

Personajes que tienen alter ego

  • Superman (y el periodista Clark Kent)
  • Spiderman (es el fotógrafo Peter Parker)
  • Batman (es el millonario Bruce Wayne)
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.