Importancia del entorno social

El entorno social en sí mismo es un macro sistema dinámico de relaciones, elementos e interrelaciones. Es tanta su influencia en la vida, que hasta condiciona las diversas formas de actividad que en él se desarrollan.

Del mismo modo, cada forma particular de actividad humana imprime su sello en el entorno social, muchas veces modificándolo.

Sin un entorno social favorable, el más inteligente de los pobres difícilmente tenga posibilidades de desarrollo personal.

En ese sentido, el contexto social tiene un lugar fundante en la configuración del psiquismo desde edades tempranas, de ahí su importancia.

Según el psiquiatra Enrique Pichón Riviere, quien introdujo el psicoanálisis a la argentina, toda psicología en sentido estricto es social, porque el sujeto no se desarrolla en forma aislada sino en interacción con un otro que es determinante de su subjetividad.

Cada sujeto es un sujeto inmerso en una circunstancia, en un contexto determinado donde el otro reconoce o desconoce sus necesidades, y las significa positiva o negativamente.

Con estos otros el sujeto se encuentra o desencuentra en un orden social dado, en un entorno social, en un sistema de relaciones concretas que, en tanto condición de posibilidad del psiquismo, de la subjetividad, la determinan.

La interacción social, los vínculos, los grupos, la familia, las instituciones y el orden social no son sólo condiciones externas de la constitución del sujeto sino también de otro proceso dialéctico: el de la salud y la enfermedad.

El criterio de salud y enfermedad de la psicología social está planteado en términos de una dialéctica mutuamente transformante entre el sujeto y su entorno social vincular. Adaptarse activamente a la realidad y superar los obstáculos con creatividad habla de un sujeto sano.

La conducta de un sujeto no puede ser comprendida sin el contexto social en el que se ha desarrollado y con el que interactúa.

Para interpretar la conducta de alguien es necesario articular aspectos de su propia historia, de sus experiencias, de sus matrices de aprendizaje familiar, de sus frustraciones, de sus logros, de las ausencias, de las instituciones que lo han atravesado.

La importancia del entorno social es tal que constituye un universo de experiencias y significaciones que impulsan al crecimiento y a la evolución personal, o que aplastan y oscurecen el florecimiento de cualquier ínfima ilusión o proyecto personal.

El contexto social en el que nos desarrollamos es el escenario en el que transcurre la película de nuestra vida. En él hay mucho de experiencia, de sostén, de abandono, de amor o de desamor. Allí encuentro lo que yo significo para el otro, lo que se me adjudica, la significación que le doy a esa adjudicación, aquello a lo que me remite.

En la educación es más influyente el contexto social que la formación en sí misma. Ni la actitud ni las creencias tienen tanta ascendencia en el niño como su entorno sociofamiliar.

El entorno social forma parte del proceso de desarrollo moldeando los procesos cognitivos. A partir de la familia y la escuela (nivel estructural) hasta lo cultural y tecnológico (nivel sociocultural), todo influye en la forma de pensar, los modos de aprender y la presencia o ausencia de conciencia crítica de la realidad.

Significados relacionados

Comentarios