Dialéctica

La dialéctica es una rama de la filosofía dedicada al arte de exponer argumentos para refutar los del otro como forma de descubrir cuál es la verdad mediante la unión de ideas diferentes.

En la dialéctica se enfrentan argumentos contrarios entre sí creando un debate en torno a la conversación en donde no se defiende la idea propia como única verdad, sino que se está abierto a considerar los argumentos del oponente creando así una conclusión común luego de un debate enriquecedor.


Por dialéctica también se puede entender el cómo se ordenan las razones y argumentos que forman parte de una discusión y debate para poder utilizarlos de manera óptima, siendo así un proceso individual.

Los filósofos griegos sentaron las bases para la dialéctica a lo largo de la historia

La dialéctica tiene su origen en la antigua Grecia siendo el filósofo Heráclito su padre, pero otros pensadores de esta cultura la utilizaron y enriquecieron como un método de adquirir conocimientos mediante ejercicios y actividades marcados por la existencia del diálogo.

El uso más conocido de la dialéctica en la antigüedad fue el Método Socrático en el cual una persona exponía su tesis y mediante preguntas al otro y sus respuestas, se iba depurando para dar con argumentos irrefutables.

La filosofía dialéctica usa las preguntas y contrapreguntas en un diálogo ya sea verbal o escrito buscando llegar a un razonamiento común a través de la reflexión, aunque sus métodos fueron variando con el tiempo.

La palabra dialéctica deriva del término griego dialektiké que significa técnica de conversación y se cree que su uso es aún más antiguo de lo que se tiene registro.

La dialéctica en su uso más popular consiste de tres elementos: Tesis, antítesis y síntesis, es decir el argumento propio, argumento del otro y el consenso entre los dos para llegar a una verdad considerando puntos existentes en los dos primeros elementos.

Con el paso a los años diversos filósofos fueron profundizando en la dialéctica clásica para dar con sus propios métodos, aunque lo común es buscar llegar a una verdad, ya sea enriqueciendo la tesis con los argumentos ajenos o convenciendo al otro de que se tiene razón.

A partir de la dialéctica clásica derivan otras ramas filosóficas como la dialéctica materialista, dialéctica de la naturaleza, dialéctica hegeliana y dialéctica fenomenológica siendo las más conocidas y utilizadas.

La dialéctica no sólo puede ser utilizado en conversaciones meramente filosóficas, sino que sus métodos sirven para generar conocimientos nuevos de todo tipo ya sea científico, histórico o cultural entre otros.

Ejemplos de uso de dialéctica

  • El método socrático es uno de los mejores ejemplos de uso de la dialéctica
  • La clave para ser un ver orador es estudiar dialéctica
  • El dominar la dialéctica ayuda a ganar cualquier discusión
  • El profesor dedicó la clase de filosofía a la dialéctica materialista

Significados relacionados