Dharma

La India es uno de los países más conocidos en materia religiosa y es la tierra santa del budismo, maimonismo, yainismo, sijismo e hinduismo, siendo esta última la religión más antigua de la historia de la humanidad, aunque algunos prefieren tratarlo como una «filosofía» o una «forma de vida». A causa de ello, este país recibe a lo largo del año enormes cantidades de peregrinos de otros países para visitar los lugares santos.

Este panorama lleno de creencias y tradiciones totalmente únicas de la India se ha conseguido gracias a las múltiples conquistas, los intercambios culturales y las propias religiones antiguas que han perdurado a lo largo del tiempo.

Uno de los conceptos que se utiliza en ciertas religiones o doctrinas originarias de la India es el dharma.

Dharma​ es una palabra sánscrita que significa ley religiosa

Origen etimológico de dharma

Etimológicamente, la palabra dharma proviene del vocablo dhara, que a su vez, este deriva de dhri, el cual significa conservar, mantener o poseer. También hay que señalara, que el dharma tiene una raíz indoirania, es decir, que pertenece al grupo de lenguas indoeuropeas, y es dhar, que significa mantener, soportar o ajustar.

¿Qué es el dharma?

El dharma es un concepto que se utiliza en algunas religiones, sobre todo en aquellas de origen védico, por ejemplo, hinduismo, jainismo, budismo y sijismo, sin olvidar que más adelante fue acogido por el espiritismo.

El ser humano tiene el poder de seleccionar de qué forma desea sufrir las consecuencias de sus propias acciones, y es en ese momento en el que el dharma hace su función. Básicamente caracteriza la naturaleza interior del ser humano y reconoce que existe una Ley Divina y unos principios morales que se tienen que reconocer y cumplir para conseguir vivir en armonía.

Hay muchas personas que optan por practicarla y sus mayores características son las siguientes: tratar bien al prójimo, buscar la felicidad y desarrollar un buen comportamiento y pensamiento que ensalzan la personalidad.

Símbolo del dharma

Debemos recordar que el dharma se representa siempre en forma de rueda que, a su vez, simboliza el propio movimiento entre la vida y el renacimiento, que nunca se para. Se trata de una rueda en la que se manifiestan las enseñanzas del Buda, las cuales deben recibir las personas para aprender y avanzar en la vida.

Las 4 nobles verdades del dharma

La insatisfacción

La insatisfacción es un sentimiento que, ocasionalmente, está presente, ya que nacer o morir o recordar los errores del pasado provocan un desasosiego continuo.

El apego

Los individuos suelen establecer unos apegos que no son muy saludables, ya que según el dharma, los sujetos anhelan y se aferran a ciertos bienes, lo que provoca que el egoísmo salga a la luz.

El sufrimiento puede detenerse

En esta ocasión manifiesta que el sufrimiento se puede detener, ya que hay múltiples opciones para enmendar los errores y para curar ese dolor vital.

Para detener el sufrimiento es fundamental que las personas se liberen de los apegos y entiendan que toda acción tiene su reacción.

El camino hacia el fin del sufrimiento

Por último, esta cuarta ley muestra que las personas deben ser conscientes de lo que hacen y de buscar un objetivo a alcanzar. Para terminar con el sufrimiento y la insatisfacción es fundamental analizar detenidamente el propio talento.

Significados relacionados

Comentarios