Coaching

Coaching es un término inglés que se refiere al proceso de entrenamiento y enseñanza en un área determinada.

El coaching pertenece a la esfera de la práctica y de la acción, y está basado en la relación profesional y continua con el couch.

El couching es una especie de instructor en el proceso de entrenamiento y enseñanza.

El couching es dinámico, es un proceso que sintetiza aspectos técnicos y psicológicos.

Entre sus ámbitos de trabajo se encuentra la gestión del tiempo, la gestión de los hábitos, la gestión de los conflictos, la gestión del estrés, la gestión de las emociones.

El couch tiene como objetivo ayudar en la consecución de resultados en la vida, en lo deportivo, en lo profesional, en lo laboral o empresarial.

La idea del couching es profundizar en el autoconocimiento para aumentar el rendimiento y mejorar la calidad de vida.

La finalidad del proceso de couching es el progreso rápido y eficaz de la persona, para alcanzar la propia autonomía en la resolución de los problemas cotidianos de relevancia.

Se trata de un tipo de ayuda para aligerar la carga de la vida personal y laboral, tendiendo a alcanzar un estilo de vida más confortable en todas las áreas en el menor tiempo posible.

El couching se utiliza en la actualidad con los siguientes fines:

  • Identificar lo que realmente deseamos, ya que en muchas ocasiones no estamos satisfechos con determinados aspectos concretos de nuestra vida, o no obtenemos los avances que pretendemos. Se suele no discernir cuáles son las trabas que aparecen en nuestro camino, o cuáles son las situaciones que nos afectan negativamente.
  • Clarificar los pasos a seguir para obtener lo deseado. Cuando no sabemos cómo lograr lo que tenemos identificado como nuestro objetivo, el couch será un entrenador eficaz para evaluar, explorar, valorar y organizar las opciones para hacer una elección y planificar una estrategia de acción.

En el ámbito personal el couching es útil para aprender a manejar las emociones, cambiar los hábitos inconducentes, mejorar las relaciones interpersonales y la comunicación, saber a dónde vamos, lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal.

En el ámbito laboral existen distintos tipos de couching que dependen de las necesidades, según se trate de un ejecutivo, de un equipo de trabajo, de un líder).

En las empresas se utiliza el couching para mejorar el rendimiento del trabajo en equipo, aumentar la efectividad operativa, desarrollar equipos de alto rendimiento, incrementar la cohesión del capital humano, el desarrollo de habilidades personales y de la relación con los clientes internos y externos.

Si bien el couch no es un psicólogo se ocupa de las emociones de los integrantes de una empresa y de la salud mental para buscar la causa de los problemas apuntando no sólo a la resolución de conflictos sino también a la motivación.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *