Fundamentalismo

Fundamentalismo se llama generalmente a toda doctrina o movimiento que promueve la práctica intransigente y acatamiento a determinada línea de pensamiento. El fundamentalismo implica sometimiento absoluto a los preceptos establecidos en los libros fundacionales o sagrados, sin posibilidad de réplica.

El término fundamentalismo deriva de la palabra fundamental, adjetivo que indica aquello que se usa como fundamento. Por ejemplo si nos referimos a la construcción de un edificio, lo más importante es la piedra fundamental, la cual es básica para la edificación.

Hay muchos tipos de fundamentalismos, y muy variados. Hay un fundamentalismo vital, cultural, político, religioso, por lo que todas las culturas deben convivir con este fenómeno.

Las posturas fundamentalistas se manifiestan con una exagerada pasión y una actitud tenaz desmedida e irracional para defender sus ideas, su estilo de vida, su cultura o su teoría.

Históricamente, el fundamentalismo ha sido asociado a las corrientes religiosas o ideológicas que imponen el cumplimiento de sus normativas. Dicho acatamiento se relaciona con los preceptos taxativamente prescriptos en sus libros fundamentales, que no admiten ningún tipo de interpretación contextual ni actualización de su doctrina.

De ello se desprenden tres características del fundamentalismo:

  • Son dogmáticos (porque sus posturas tienen absoluta intransigencia).
  • Son fanáticos (puesto que la defensa de sus ideas es tenaz e irracional, de una pasión ciega).
  • Son extremistas (ya que su posición irreflexiva puede acarrear consecuencias catastróficas cuando para imponer su doctrina llegan a cometer actos atroces de terrorismo)

Algunas prácticas son fundamentalistas en relación a determinadas corrientes ideológicas, tal es el caso del libro de Adolf Hitler, Mi lucha o también el libro de Mao, Libro rojo. Como así también hay sistemas de pensamiento y doctrinas asociadas a la economía, la filosofía o la cultura que son fundamentalistas porque denotan su modo dogmático e inflexible.

El fundamentalismo religioso

El fundamentalismo de tipo religioso es el movimiento que implica la literal aplicación de la doctrina que contienen los libros sagrados, tanto en la vida privada como pública. Sin posibilidad alguna de interpretación o análisis contextual de sus preceptos, ni mucho menos de modernización según la perspectiva de la actualidad.

En el caso del cristianismo, el libro fundamental que contiene la doctrina es la Biblia, que no admite otras teorías para explicar, por ejemplo, la creación. Pese a que los cientificistas ensayaron otras explicaciones como la teoría de la evolución y otras del pensamiento moderno.

El fundamentalismo islámico

El fundamentalismo islámico, por ejemplo, es un movimiento político-religioso que promueve la estricta aplicación de la doctrina del Corán tanto en los aspectos de la vida pública como privada. El propósito del islamismo es implantar toda ley del islam en todos los ámbitos de la sociedad, ya sea civil como penal.

El fundamentalismo islámico dio cuenta de su extremismo con la yihad o guerra santa, es decir la cruzada del islam para extenderse por todo el mundo con el fin de recuperar los lugares que occidente fue corrompiendo.

Algunas de las manifestaciones más funestas del fundamentalismo islámico fueron el atentado terrorista del 11 de septiembre a las Torres Gemelas de Nueva York, el de París del 7 de enero de 2014 y el del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Significados relacionados