Ir al contenido

Suripanta

Suripanta es un término que tiene varias acepciones, relacionadas entre sí. Si bien su origen etimológico no es conocido.

Suripanta en primer lugar suele nombrar a la mujer que realiza un trabajo sexual con su cuerpo. Es decir que se dedica a la prostitución como medio de vida.

Por otro lado, la palabra se usa en forma despectiva como un insulto a quienes ofrecen servicios sexuales por dinero.

Moulin Rouge parisino es un cabaret con suricantas

Moulin Rouge es un emblemático cabaret parisino.

¿Cómo surgió el término suripanta?

El término se debe a Eusebio Blasco Soler, que fue un escritor prolífico que escribió géneros como: poesía, comedia, novela, cuentos, zarzuela, artículos de prensa. A los 18 años estrenó su primera obra teatral en Zaragoza, España.

En 1866 se estrenó una opereta musical en Madrid llamada “el joven Telémaco”, que introdujo en España el género bufo, mezcla de sátira, música y parodia, género que tuvo gran éxito en París. En una de las escenas, un coro de mujeres jóvenes ligeras de ropa cantaba una canción en griego antiguo con un estribillo que decía “la suri panta, la suri panta”.

El éxito de la cancioncilla y de las coristas fue tal, que la gente la cantaba de memoria por las calles. Y las chicas del coro fueron conocidas como las suripantas. Posteriormente, el término fue recogido por el diccionario de la Real Academia Española de Letras. Aunque más tarde cayó en desuso y evolucionó hacia un significado distinto que fue el de mujer ruin.

Significado de suripanta según la RAE

En 1925 el término fue incorporado al diccionario con dos acepciones:

  • mujer ruin, despreciable, sin moral
  • mujer corista o de comparsa en el teatro del siglo XIX

Uso de la palabra en países hispanohablantes

En España el vocablo es muy poco conocido, ya que cayó en desuso. Sin embargo, entre los hablantes de Hispanoamérica es muy común. Tanto en Argentina, Colombia, México y Perú, suripanta es una prostituta.

En realidad no se refiere a la denominación de la mujer que trabaja en la prostitución, sino que es un insulto que tiene esa significación. La intención del insulto es ofender la dignidad de la mujer con una connotación sexual peyorativa, usando términos como: zorra, ramera, perra, amberra, guaricha, bataclana, lagartona, entre tantos otros.

En el mundo del espectáculo

En el siglo XIX las representaciones teatrales más populares eran el bufo, el sainete o la zarzuela. En ese contexto apareció la suripanta, corista que animaba el espectáculo. Fue tan popular el término que la literatura española del siglo XIX refleja muchas referencias a las suripantas.

La relación entre suripanta y prostituta está dada por la fama que tenían las mujeres del mundo del espectáculo, como poco decentes y libertinas.

Es que ser bailarina o corista confrontaba los valores morales de la época, ejemplo de ello es la célebre bailarina la Bella Otero.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.