Lenguaje denotativo y connotativo

Hablar de lenguaje denotativo y connotativo es referirnos a la forma de interpretar las palabras, es decir tomarlas en sentido objetivo o metafórico.

Decir lenguaje denotativo y connotativo es nombrar las dos caras de una misma moneda, ya que no puede existir uno sin el otro.

Denotativo es el significado universal y objetivo que tiene una palabra en el mismo idioma y contexto. Y connotativo es el lenguaje que funciona en forma de metáforas o con doble sentido.

abuela leyendo cuento a dos niños con lenguaje denotativo y connotativo

Es bueno estimular en los niños la lectura para enriquecer el vocabulario.

¿Cómo diferenciarlos?

El lenguaje denotativo es el que está establecido en los diccionarios, y opera del mismo modo para todos los hablantes de un idioma.

Como es universal y se mantiene en forma objetiva en todos los contextos, es el que utiliza la ciencia. También es usual para discursos y explicaciones formales.

Por ejemplo el sentido denotativo de “cucaracha” es el de un insecto ovalado con seis patas, de color rojizo oscuro, que se esconde en sitios oscuros y húmedos.

En cambio, si decimos “el gobernador es una cucaracha” estamos hablando en sentido connotativo. Es decir que empleamos el doble sentido para referirnos a la persona como si fuera un insecto. El lenguaje connotativo recurre a las metáforas, asociando el significado objetivo con otros matices.

Por eso es un tipo de lenguaje que puede variar según la zona geográfica y las costumbres culturales. La significación que cada región otorga a las palabras hace que lo que en un lugar es un insulto, en otro lugar es natural.

Cuestiones culturales

La lengua opera como reflejo de la cultura de una comunidad. Expresa emociones y pensamientos no sólo individuales, sino también colectivos.

Por otra parte, quienes son artistas del lenguaje escrito o verbal (oratoria, lenguaje literario) apelan a ambos tipos de lenguaje. La expresión estética de las palabras se plasma con sentidos propios, originales, creativos.

Pero hay palabras que tienen significados muy diferentes en contextos distintos:

  • En Venezuela se emplea el término “rata” para referirse a alguien cruel y malintencionado
  • En Argentina, en cambio, alguien es tratado de “rata” cuando es avaro, egoísta o poco generoso.

Los refranes son un ejemplo claro del uso de un lenguaje figurado, donde se usan metáforas y personificaciones.

Características del lenguaje connotativo

  • Predominan las emociones y sentimientos en la transmisión del mensaje
  • Su significación está limitada por el contexto en que se pronunció
  • Su uso no es oficial, no científico ni técnico sino literario o cotidiano.
  • Es de carácter subjetivo y personal, relacionado sólo con quien lo emplea

Ejemplos de lenguaje denotativo y connotativo

  • Los pájaros son aves que vuelan (denotativo) – Más vale pájaro en mano que cien volando (connotativo)
  • Comenzó la protección de perros callejeros (denotativo) – Esa familia lleva una vida de perros (connotativo)
  • En el desierto se padece de sed (denotativo) – Tengo sed de conocimientos y sabiduría (connotativo)
  • Las nubes anuncian lluvia (denotativo) – La niña siempre está en las nubes (connotativo)
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *