Ir al contenido

Gramática

La gramática es una de las bifurcaciones de la lingüística, que estudia el lenguaje en todas sus formas. Dentro de esta disciplina mayor, además de la gramática se incluyen la semántica y la ortografía.

La gramática contiene reglas de escritura, morfología de las palabras, estructuras sintácticas y otras formas fundamentales de la lengua.

Cuando nos referimos a esta disciplina, hablamos de tres áreas específicamente diferenciadas: fonética, morfología y sintaxis.

gramática y lenguaje van de la mano en la escritura

En la redacción cobra importancia la manera de escribir.

¿Qué es la gramática?

En principio, es una parte de la lingüística que estudia algunas áreas específicas del lenguaje. Entre ellas, la estructura de las palabras, su composición, las formas de la lengua, y la combinación de todas ellas.

Por ejemplo la palabra “soñábamos”, es un verbo que puede entrelazarse de varias maneras, ya que tiene:

  • una raíz temática (soñ, de soñar)
  • un tiempo verbal (“á”)
  • un modo (“ba”)
  • y un número (“mos”).

De ello se deduce que hay un sujeto “nosotros” (que ejecutamos la acción de soñar). Y un complemento directo, que puede responder a la pregunta “qué soñábamos”.

Al enlazar dichas palabras en la redacción, se puede construir un enunciado con significado enriquecido. De la combinación se forma una relación de concordancia entre sujeto y predicado: “Soñábamos juntos un mundo mejor”.

Hay idiomas como el español, que gozan de características únicas y particulares en cada país, por su carácter social y cultural. Si bien la gramática española es policéntrica, sus reglas adoptan los usos representativos de la lengua de los hablantes de cada país, lo que aumenta su riqueza y complejidad.

Partes de la gramática

En primer lugar hay que recordar que, según la RAE, la semántica (que se ocupa de los significados lingüísticos), no es parte de la gramática. Tampoco lo es la pragmática, que analiza el uso de los recursos idiomáticos por parte de los hablantes. Ni la lexicología, que estudia el vocabulario o léxico y sus significados, lo que está ligado a la elaboración de diccionarios.

En esta disciplina de la lingüística que es la gramática, están comprendidas dos partes:

  1. La morfología
  2. La sintaxis

Morfología

Se ocupa de la estructura interna de las palabras, su constitución y variaciones. La unidad mínima que puede aislarse para su análisis es el morfema, que es la unidad más pequeña de la lengua con significado. Los morfemas, a su vez pueden ser:

  • léxicos (en relación a la formación de nuevas palabras a partir de los lexemas, que aportan el significado léxico constituyendo la raíz de la palabra. Por ejemplo la raíz o lexema “niñ” es compartida por palabras como: niñez, niña, niño, niñera, niñería)
  • flexivos (variaciones de las palabras y clases de palabras que pueden derivarse produciendo cambios gramaticales, consecuencias en las concordancias o relaciones sintácticas)

Sintaxis

Esta área se encarga de analizar la manera en que se combinan las palabras y los grupos sintácticos que se forman. Las unidades sintácticas son piezas léxicas que al combinarse con otras forman oraciones o frases. Existen nueve clases, algunas de las cuales cambian de género y número, y otras son invariables:

  • artículo
  • sustantivo
  • pronombre
  • adjetivo
  • verbo
  • adverbio
  • preposición
  • conjunción
  • interjección
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.