Entusiasmo

El entusiasmo es un fervor interno, una exaltación del estado de ánimo, una fuerza interior superior a la nuestra. Es estar poseído por una alegría excesiva y poderosa, misteriosa y sobrenatural. Entusiasmo es una actitud de júbilo por la vida de manera genérica. La palabra proviene del latín enthusiasmus y a su vez del griego enthousiasmos, que se traduce como «éxtasis». «arrebato», «inspiración divina». Los griegos creían que el entusiasmo era un don divino proveniente del cielo, una fuerza guiada por Dios para hacer que ocurran sucesos.

La palabra está formada por los términos entheos o enthous (la combinación de «en» más «tehos» que lleva un dios adentro. El entusiasmo era la exaltación del ánimo de las sibilas al profetizar en los oráculos (adivinas de la antigua Grecia que predecían el futuro). Es decir que se entendía el entusiasmo como producto de la intervención de Dios en el interior de la persona, capaz de motorizar al ser humano y encender su fuego interno.

children-602967_1280

El entusiasmo es motivado generalmente por un objetivo a cumplir, que moviliza la acción con una actitud positiva. Pero el propio bienestar interior que genera el entusiasmo justifica la inexistencia de un objetivo concreto, ya que sentirlo nos embarga de felicidad y gozo. El entusiasmo nos hace brillar y contagiar a otros nuestra luz.

Estar entusiasmado es vibrar con un fuego ardiente por dentro, es sentirse vivo y celebrar cada minuto de nuestras vidas como un milagro. Entendiendo que el sufrimiento nace siempre en lo más hondo de uno mismo, el entusiasmo nos lleva a comprender a los que sufren para ayudarlos, desarrollando empatía con ellos para poder contagiar nuestro ímpetu interior.

La inteligencia tiene una función primordial que es dirigir el comportamiento, haciendo un buen uso de la emoción. Haber basado la educación en una inteligencia esencialmente cognitiva, nos lleva a progresar en conocimiento científico pero a estancarnos en los temas humanos. La educación debe basarse en la inteligencia emocional, integradora del corazón y la razón, que permitirá edificar un ser humano responsable que camina por la vida en sociedad con alegría, contagiando entusiasmo, confianza y ganas de vivir.

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *