Metabolismo

Metabolismo hace referencia a las transformaciones constantes de las células del cuerpo para obtener la energía necesaria para realizar las acciones que permiten que una persona se mantenga viva y pueda funcionar según las capacidades que le corresponden, por lo que son procesos claves para el organismo.

El metabolismo no es solo humano, animales y plantas también realizan procesos metabólicos con algunas variaciones según la complejidad de la especie pero con el mismo objetivo: Obtener la energía necesaria para vivir y funcionar de acuerdo a sus requerimientos individuales.


El metabolismo se divide en dos procesos encadenados entre sí: Catabolismo y el anabolismo. Uno depende del otro para poder llevarse a cabo mediante reacciones bioquímicas que liberan o absorben energía según su tipo, requiriendo la interacción de otros órganos y los compuestos que estos generan.

El metabolismo le permite al cuerpo descomponer moléculas para conseguir la energía que necesita

En el catabolismo el cuerpo degrada compuestos mediante reacciones químicas para liberar energía, convirtiendo moléculas complejas en simples las que provienen de alimentos especialmente aquellos altos en glucosa, ese tipo de catabolismo específico se denomina glucólisis.


El anabolismo es el proceso en que utilizando energía liberada en el catabolismo el cuerpo sintetiza moléculas complejas que luego se convierten en estructuras celulares, el tipo de energía utilizada y capacidad de síntesis varía según especie ya sea animal o vegetal.

Los procesos de metabolismo son realizados por diferentes órganos que secretan químicos específicos. Todo lo que entra al cuerpo es metabolizado, descomponiéndolo de forma de que el organismo se quede con lo que le sirve y deseche el resto.

El cuerpo humano recibe dos tipos de nutrientes que son metabolizados: Oxígeno y alimentos. En el primer caso se le conoce como metabolismo aeróbico y el otro se denomina anaeróbico, cada uno de ellos está dirigido a suplir una necesidad diferente del organismo.

La palabra metabolismo es la unión de los vocablos griegos metabole (cambio) e ismo (sistema), por lo que se entendería como un sistema de cambios que utiliza el organismo para ir sintetizando moléculas, ya sea degradándolas o transformando las simples en algo más complejo.

Se suele utilizar la palabra metabolismo para referirse a la forma en que el cuerpo utiliza o quema los alimentos transformando esos nutrientes en una energía conocida como calorías. Si se consumen más calorías de las que el organismo puede usar, estas se convierten en reservorios de grasa.

El metabolismo basal es la cantidad de calorías que un cuerpo necesita solo para sus funciones vitales, es decir el mínimo para respirar y que funcionen los órganos y sistemas. A eso se van sumando las requeridas para actividades extra más allá de lo meramente básico.

Se puede sintetizar el término metabolismo como la capacidad del cuerpo para realizar reacciones químicas ya sea de moléculas complejas a simples o de simples a otras más complejas, todo depende de si se trata de catabolismo o anabolismo

Ejemplos de uso de metabolismo

  • El médico cree que mi metabolismo está alterado
  • En la escuela estudiamos el metabolismo vegetal
  • El metabolismo basal de un hombre promedio es de 1800 calorías

Significados relacionados