Ir al contenido

El vidrio es un producto inorgánico de fusión, enfriado hasta el estado sólido sin llegar a cristalizar.

Es decir que el vidrio no es un material cristalino sino que es amorfo y rígido. Su constitución se asemeja a la de los líquidos, por lo que se conoce su estado como el de un líquido subenfriado.

Químicamente, el vidrio comercial se produce a partir del sílice, es decir que la arena es su principal constituyente.

vaso de vidrio con trozo de limón y sorbete

El vidrio rodea nuestra vida en multiplicidad de formas.

¿Cómo está compuesto?

Está compuesto por óxidos inorgánicos, de los que la arena es el principal componente. Son pocos los compuestos químicos que pueden formar vidrios. Los principales óxidos son:

  • Silicio (sio2)
  • Boro (B203)
  • y Fósforo (P205)

Con excepción de los óxidos mencionados, los vidrios se forman a partir de las mezclas de óxidos. Es decir que no son compuestos químicos definidos.

Hay ciertos materiales orgánicos que pueden enfriarse sin cristalizar, pero no se consideran vidrio aunque presentan un estado vítreo.

¿Vidrio o cristal?

Ambos términos suelen usarse como sinónimos, pero no lo son. Muchas veces cuesta distinguirlos a simple vista, a pesar de que sus características son muy diferentes.

Como dijimos, el vidrio es un material rígido, transparente y frágil pero sin estructura cristalina. Está compuesto por arena, caliza y carbonato de sodio, que se funden a 1500°C.

En cambio, el cristal sólo se forma en la naturaleza por cristalización de gases en el interior de las estructuras rocosas, como sucede con el cuarzo.

También se usa el término cristal para aquellos materiales que incluyen óxido de plomo, además de los componentes del vidrio. Esto hace que las copas tengan más brillo, y el sonido típico del “buen cristal” cuando las tocamos con un dedo húmedo.

Por otra parte, las botellas de cerveza, vino, conserva y los envases de perfumes están hechos de vidrio. Así como los espejos y copas de calidad suelen ser de cristal.

Reciclaje del vidrio

Es un material reciclable sin límites de reprocesamiento. No pierde ninguna de sus propiedades, y permite un 30% de ahorro de energía respecto del vidrio nuevo.

Para un reciclaje adecuado, el vidrio se separa y clasifica según su tipo de acuerdo a una clasificación general según su color:

  • verde
  • transparente
  • café

Luego de clasificar al vidrio, se separan elementos ajenos a él como etiquetas, tapas metálicas o plásticos. Después se tritura y funde con arena, caliza y soda cáustica para fabricar nuevos productos.

Usos y utilidades del vidrio

  • Arquitectura y edificación
  • Fachadas de grandes edificios
  • Decoración de interiores
  • Mamparas, vidrieras, ventanas, espejos
  • Envases
  • Parabrisas
  • Óptica
  • Aislamiento acústico y térmico
  • Producción de energía (paneles, centrales termo solares)
  • Material de laboratorio
  • Electrodomésticos
  • Vajilla y utensilios de cocina
  • Iluminación
  • Relojería
  • Teléfonos celulares y dispositivos táctiles
  • Telescopios, cámaras fotográficas
  • Equipos de rayos láser
  • Microscopios
  • Fotocopiadoras
  • Fibra óptica
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.