Socialización

La socialización es un proceso inherente al ser humano como ser social, por el cual el sujeto integra elementos socioculturales de su medio a su personalidad, con el fin de adaptarse a la sociedad.

El hombre desarrolla a partir de la niñez y hasta la vejez el aprendizaje necesario para ser miembro de la sociedad, aprendiendo a diferenciar las conductas aceptables de las inaceptables desde la primera infancia.

children-205219_1280Socialización

La socialización implica la adopción de una cultura, la incorporación de costumbres, valores, conductas, pautas de comportamiento propias o resultantes de la convivencia en una determinada comunidad.

También se observa el influjo entre la persona y su medio cuando éstas cambian de una cultura hacia otra, cambian de oficio u ocupación, o de estatus social.

La socialización se alcanza con la interiorización de creencias, normas, hábitos, tradiciones y un lenguaje gracias a los cuales las personas se identifican y se sienten parte de la sociedad, relacionándose e interactuando con los demás integrantes de ella.

El proceso de socialización implica consciencia de la sociedad en la que el sujeto nace, y de la influencia que tienen las experiencias y los agentes sociales más significativos.

La familia es el primer nivel social significativo al que tiene acceso el sujeto, porque cumple un rol fundamental en la transmisión de valores y conocimiento, al igual que la escuela.

En la socialización también son representativos en la transmisión de valores culturales el trabajo, los grupos políticos, las instituciones, los grupos de pares, y los medios de comunicación.

Hay dos etapas que pueden distinguirse en el proceso de socialización:

Significados relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *