Maltrato

Ser víctima del maltrato es una experiencia muy dolorosa para el ser humano.

Las consecuencias que padecen las víctimas dejan huellas para toda la vida, algunas físicas y otras emocionales.

Puede considerarse maltrato a toda conducta violenta que causa daño a quien lo sufre, ya sea física o psicológica.

En la violencia de género, la opresión y el maltrato procuran la manipulación del otro.

El maltrato puede adquirir diversas formas: violencia verbal, física, sexual, emocional, y hasta económico. Su intención es influir y manipular a las personas.

Las formas de maltrato incluyen, indiferencia, amenazas, intimidación, negligencia, abuso sexual, humillación, y hasta explotación comercial.

Cuando el maltrato es intrafamiliar y pone en peligro la supervivencia, suele encuadrarse en violencia de género.

Maltrato infantil

El maltrato infantil es causa de sufrimiento en los niños, causando estrés y trastornos del desarrollo desde edades tempranas.

Esto es así porque el estrés que causa el maltrato puede alterar el desarrollo del sistema nervioso e inmunitario.

En el maltrato infantil se incluye la exposición de los niños a la violencia de la pareja parental o de quienes cumplen la función parental en la familia.

Las consecuencias del reiterado sometimiento a estrés a los niños, recién suelen verse a largo plazo. Por eso vemos adultos con problemas conductuales o mentales, que han sufrido maltrato en la infancia.

Creer que el maltrato es una forma de disciplina en el hogar, genera en la familia huellas emocionales difíciles de reparar.

Perfil de quien maltrata

Existen rasgos muy característicos que definen a las personas maltratadoras. Muchas de ellas crecieron en familias sin estructuras adecuadas o en entornos propicios para el maltrato.

En la fase inicial de una relación, el maltratador suele presentarse como una persona encantadora. Sabe comportarse para ganar la confianza del otro, hasta que aparece el verdadero yo.

En general son personas que no tienen tolerancia ni respeto por la opinión de los demás. Es común que sean inflexibles, autoritarios, insensibles, agresivos y hasta crueles.

Están llenos de prejuicios y resentimiento, por lo que tratan de imponer su voluntad para aumentar su autoestima. El maltratador quiere producir miedo y culpar a la víctima, haciendo que se sienta culpable por cosas que no ha hecho ni dicho.

Con ese fin se ofende con facilidad, monta en cólera si no se le da la razón, y usa el chantaje para lograr lo que desea.

¿Qué cosas hace un maltratador?

  • Critica con facilidad y carece de autocrítica
  • Cambia de humor frecuentemente, pasando de ser una persona amorosa a una horrible en pocos segundos
  • Genera el aislamiento de la víctima de sus amigos y familia, alejándola de su entorno habitual
  • Ejerce el control siempre, y tiene la necesidad de sentir su superioridad
  • Usa la mentira, las falsas promesas y no se arrepiente ni se detiene
  • Puede lanzar objetos, patadas, empujones, golpes, gritos, amenazas.

La violencia intrafamiliar y el maltrato suelen extenderse a los hijos y mascotas, encuadrando en violencia de género.

Etiquetas:m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *