Hemiparesia

La hemiparesia es una condición física de carácter neurológico, que se presenta en la mitad del cuerpo de las personas.

Del griego hemi (mitad), hemiparesia es un neologismo médico que refiere a la privación de movimiento en un solo lado del cuerpo.

No se trata de una enfermedad, sino de una disminución de la capacidad motora que dificulta parcialmente el movimiento.

La hemiparesia debilita la mitad del cuerpo a causa de una lesión cerebral.

La afección es de mayor incidencia en los niños, en los que la debilidad muscular del hemicuerpo se presenta en uno de cada mil recién nacidos.

También llamada parálisis cerebral unilateral o hemiplejia, es una de las clasificaciones de la parálisis cerebral que afecta a uno de los dos lados del cuerpo.

Aunque suelen usarse como sinónimos, la hemiplejia se refiere a la parálisis o pérdida completa del movimiento. La hemiparesia, en cambio, implica la dificultad para realizar movimientos voluntarios.

Siempre se ve afectado un hemicuerpo, es decir la pierna y el brazo de un mismo lado, afectación que a veces también alcanza al tronco. Sin embargo, el otro hemicuerpo funciona con total normalidad.

¿Qué es la hemiparesia?

Es la manifestación clínica de una lesión del sistema nervioso central, en particular de un hemisferio cerebral. Es un grado inferior a la parálisis cerebral, que inmoviliza e insensibiliza totalmente el cuerpo.

El cerebro está formado por dos mitades o hemisferios: el derecho y el izquierdo, cada uno de los cuales controla la mitad contraria del cuerpo.

Por eso, se identifica como hemiparesia derecha o izquierda en relación a la parte del cuerpo afectado, y no en función de la localización de la lesión cerebral.

La afectación que compromete el movimiento del pie y la mano derecha es una hemiparesia derecha, aunque la lesión neurológica esté ubicada en el hemisferio izquierdo del cerebro, y viceversa.

Cuáles son las causas

Del mismo modo que en la parálisis cerebral, las causas muchas veces son desconocidas o no se relacionan con algún hecho concreto.

Las más frecuentes son:

  • Accidente cerebro vascular isquémico o ictus, de origen arterial.
  • Accidente cerebro vascular hemorrágico, de origen venoso.
  • Trombosis venosa cerebral

En el 80% de los casos la causa más frecuente de la hemiparesia es el ictus (accidente cerebro vascular isquémico), que es el más común y prevalente de todos.

Efectos de los tres tipos de accidentes

El efecto principal es el mismo en los tres casos, y se vincula a la disminución de la cantidad de sangre que llega al cerebro, provocando la muerte de las neuronas de la región que carece de aporte sanguíneo.

Cuando las lesiones que mencionamos se producen antes del nacimiento la llamamos hemiparesia congénita, que es la que sucede en el 80% de los casos.

La hemiparesia adquirida es la que acontece durante el primer año de vida posterior al nacimiento, que es la responsable del 20% de los casos de hemiparesia infantil.

Etiquetas:h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *