Cáncer de hígado

El cáncer de hígado es el que se origina en las células hepáticas, a causa de las mutaciones en su ADN. Aunque es mucho más común el cáncer que se disemina al hígado que el que tiene origen en él.

El cáncer de hígado puede convertirse en metastásico, cuando comienza en ese órgano y se disemina a otra área del cuerpo.

En las primeras etapas del cáncer primario de hígado, la mayoría de las personas no tienen síntomas ni signos de la enfermedad.

Paisaje vida sedentaria es factor de riesgo para el cancer de higado

La vida sedentaria es un factor de riesgo de muchas enfermedades.

¿Qué es el hígado?

El hígado es el órgano de mayor tamaño del cuerpo, cuyo tamaño se asemeja a un balón de fútbol. Está ubicado en la parte superior derecha del abdomen, por encima del estómago y debajo del diafragma.

Pesa en promedio un kilo y medio, y ayuda al organismo a:

  • Almacenar energía
  • Digerir los alimentos
  • Eliminar sustancias tóxicas

Además, este órgano de forma aplanada y de color rojo oscuro interviene en la función digestiva:

  • segregando bilis
  • sintetizando enzimas, glucosa y proteínas
  • depositando sustancias nutrientes

Tipos de cáncer de hígado

Si bien hay varios tipos, el más común es el carcinoma hepatocelular, que tiene origen en el hepatocito. Hay otros tipos menos frecuentes como el colangiocarcinoma intrahepático y el hepatoblastoma.

Lo que ocurre con mayor frecuencia es el cáncer originado en otra área del cuerpo, como por ejemplo el pulmón, el colon o las mamas, que luego hace metástasis en el hígado.

En ese caso no lo llamamos cáncer de hígado sino cáncer metastásico de hígado, ya que la enfermedad lleva el nombre del órgano en el que comenzó.

Sintomatología del cáncer de hígado

En general, no se presentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Pero cuando ocurren, las señales pueden ser algunas de las siguientes:

  • Pérdida de apetito
  • Hinchazón abdominal
  • Baja de peso sin proponértelo
  • Dolor en la zona alta del abdomen
  • Debilidad y fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Heces blancas
  • Color amarillento de la piel y parte blanca de los ojos (ictericia)

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Algunas situaciones aumentan el riesgo de padecer la enfermedad, entre ellas podemos mencionar:

  • Cirrosis
  • Enfermedad de hígado graso
  • Infección crónica por virus de hepatitis B o hepatitis C
  • Ciertas enfermedades hepáticas hereditarias
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Diabetes

Algunas medidas de prevención

Es importante vacunarse contra la hepatitis B, a cualquier edad. Con respecto a la hepatitis C no existe vacunación, pero puede reducirse el riesgo de contraer la infección:

  • Usando preservativos cuando no conocemos el estado de salud de la pareja
  • Evitando inyectarnos drogas ilícitas intravenosas, y si se elige esa opción usar agujas estériles (nunca compartirlas)
  • Buscar tiendas seguras y estériles para realizar piercing y tatuajes, y preguntar acerca de las prácticas de seguridad

Sinónimos de cáncer de hígado

cáncer hepático

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *