Proveniente del inglés, la palabra fitness significa apto, apropiado, adecuado para algo.

Es un concepto muy global, que se refiere al conjunto de actividades que ofrecen los gimnasios para ponerse en forma.

En el uso habitual que hacemos del término, una de las acepciones de fitness se refiere al estado general de bienestar y de salud física que se logra a través del desarrollo de una vida sana.

La salud es un concepto que incluye el ejercicio físico y una alimentación sana para tener una vida saludable.

La buena alimentación, la ingesta saludable de alimentos y el ejercicio físico son indispensables para lograrlo.

La actividad física debe ser sostenida en el tiempo y ejercitada en forma regular para que mejore la calidad de vida de las personas.

En tiempos de altas demandas laborales y exigencias u obligaciones cada vez mayores, hacer un buen uso del tiempo libre es necesario para dar espacio al ocio y la recreación.

La elección acerca de cómo usar las horas destinadas al ocio es responsabilidad de cada uno, y allí cabe la posibilidad de incorporar la actividad física.

El concepto de salud ya no se limita a la ausencia de enfermedad, sino que su alcance es mucho más amplio. Se refiere a la salud integral de un ser humano entendido como un ser biopsicosocial.

En ese sentido, los beneficios del fitness apuntan tanto al desarrollo de la corporalidad como de la salud mental.

Su origen está en el aeróbic, que es un tipo de ejercicio cuya evolución proviene de las danzas rítmicas, como por ejemplo el modern jazz.

La palabra fitness también tiene otra acepción, en relación al tipo de actividades físicas que normalmente están comprendidas en el término.

Este método de entrenamiento es muy utilizado para mejorar la condición y el rendimiento físico.

El fitness es muy completo, ya que a través de todos los ejercicios físicos que forman el conjunto se trabajan todas las capacidades del físico: velocidad, resistencia, flexibilidad y fuerza.

El objetivo del fitness es conseguir de esta forma una buena condición física, que se refleja en un cuerpo ágil y saludable.

Entre los beneficios más comunes del fitness podemos mencionar:

  • Ayuda a sostener un peso saludable
  • Mejora las distintas capacidades físicas
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Disminuye la ansiedad y el estrés

Por ello podemos sintetizar los beneficios en una conclusión: el fitness mejora notablemente la salud en su concepto integral.

Para poder contar con sus beneficios es necesario tener constancia para realizar los ejercicios dos o tres veces por semana, estableciendo una rutina que se adapte a las necesidades de cada persona. Por ejemplo se puede lograr el objetivo de perder peso, aumentar la flexibilidad, fortalecer los músculos o disminuir la grasa.

En la actualidad existen muchas actividades incluidas en el fitness, y ha surgido gran cantidad de variantes. Algunas de las más usuales son el steps, el spinning, el aeróbic, el stretching, el aquagym, el aquabox, el aquapower, el pilates, entre otras.

Una actividad para destacar es el body combat, que se practica en grupo mezclando técnicas diferentes de combate como el yudo, el karate, el boxeo o el taekwondo. En una clase muy divertida, los integrantes alternan golpes de puño y de pie al ritmo de canciones estruendosas.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *