Ir al contenido

Gaucho es el nombre de un personaje característico de las culturas chilena, uruguaya, paraguaya, argentina, boliviana y brasileña. Nació de la mezcla de los españoles colonizadores en América con los indígenas lugareños.

El gaucho habitó a partir del siglo XVII las llanuras rioplatenses del sur de Brasil, Argentina y Uruguay. Era típico por su vestimenta particular y su habilidad como jinete.

Hombre mestizo, formó parte del folklore de los pueblos latinoamericanos e inspiró a numerosas corrientes literarias, como la poesía gauchesca.

gaucho domando un caballo en una jineteada

Jineteada gaucha

¿Qué significa la figura del gaucho?

En primer lugar debemos aclarar que no se conoce con exactitud el origen de la palabra gaucho. Se dice que en quichua y mapuche significa “guacho” o “huérfano”, ya que generalmente los gauchos no sabían quién era su padre. Hijos de la mezcla de dos civilizaciones: la europea (hombres españoles) y madres indígenas o nativos de lo que actualmente es Argentina.

Los gauchos lucharon en las guerras civiles y por la independencia, por lo que la injusticia social marcó el eje de las obras literarias que se escribieron sobre ellos.

Los primeros gauchos eran personas que vivían en soledad en la gran pampa húmeda, vinculados con la proliferación de vacunos. Verdaderos íconos nacionales, representante de la tradición y las costumbres rurales.

Actividades típicas

Los gauchos desarrollaron gran habilidad para lanzar boleadoras, piedras atadas a una cuerda, con las que atrapaban al ganado enredando sus patas. También eran buenos jinetes, ya que dominaban a los caballos, y tenían destreza con el lazo y el cuchillo. Para preservar las reses de ganado, conocían técnicas para salar la carne con un método que garantizaba la preservación de los alimentos.

El gaucho Martín Fierro

El Martín Fierro es un poema narrativo escrito en verso por el famoso escritor José Hernández. Esta es una obra máxima del género gauchesco en la literatura argentina, compuesta por dos libros. El primero escrito en 1872. llamado “La ida”, con el título “El gaucho Martín Fierro”. El segundo es la continuación del anterior, conocido como “La vuelta”, con el título de “La vuelta de Martín Fierro” (1879).

Ambos son libros nacionales en Argentina, con el título genérico de “El Martin Fierro”. Fue traducido a más de setenta idiomas y publicado en cientos de ediciones. Su primera estrofa dice:

“Aquí me pongo a cantar/al compás de la vigüela/que al hombre que lo desvela una pena extraordinaria/como la ave solitaria con el cantar se consuela.

El gaucho era un hombre de coraje y hombría, un ser libre que disfrutaba la vida en el campo, tenía amor por su tierra y la libertad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.