Estado social

El Estado social es, en primer lugar, un Estado de derecho o lo que es lo mismo, un Estado democrático. El Estado es un sistema político, jurídico, económico y social que tiene la función de organizar a la sociedad y garantizar los derechos de los ciudadanos a los servicios esenciales.

El Estado es no sólo una institución de derecho sino que también es una institución social, porque además de establecer el ordenamiento jurídico, establece o debería establecer las condiciones necesarias para que todos los habitantes de una nación puedan acceder al derecho a la salud pública, a la vivienda digna, al trabajo y a la educación pública.

El Estado social garantiza el derecho a la educación pública.

La dimensión social del Estado de Derecho está orientada a corregir la desigualdad y la injusticia social propias del sistema capitalista.

En el capitalismo, el Estado liberal es el polo opuesto al Estado social, y está centrado en la protección de la propiedad privada, los derechos individuales y las libertades civiles, como el derecho al sufragio o a la libertad de expresión, sin tener en cuenta las problemáticas sociales.

El liberalismo económico es la ideología que sustenta la visión del Estado liberal, en el que el sistema económico se basa en el libre juego de la oferta y la demanda.

No existe en la economía ningún tipo de regulación del Estado que facilite el acceso de la totalidad de la población a los servicios públicos.

El sistema liberal reduce la función del Estado al mantenimiento de la seguridad pública y a la protección de la libertad de los ciudadanos.

El capitalismo más salvaje, sin el contrapeso de la dimensión social, es un peligro para la humanidad ya que en su máxima expresión es un sistema pernicioso, cuyo único motor es ganar más dinero a expensas de los más pobres.

La concepción del Estado social se fundamenta en los mecanismos de solidaridad que deben promover las instituciones entre los ciudadanos del territorio de una nación.

Los sistemas de protección social que promueve el Estado social, apuntan a lograr una distribución más equitativa e igualitaria de la riqueza, y a crear las condiciones necesarias para ofrecer igualdad de oportunidades para todos.

El Estado social está fundamentado en el intervencionismo del Estado en la economía y en la sociedad.

Sus postulados sostienen que la actividad económica no puede quedar en manos exclusivas de las leyes del mercado, donde los más poderosos generan grandes monopolios que imposibilitan el crecimiento de los más pequeños.

En el Estado social existe no sólo el objetivo de mejorar la calidad de vida de toda la población, sino también la responsabilidad de brindar las prestaciones básicas de la seguridad social, para garantizar cobertura ante la vejez a través del sistema jubilatorio, la incapacidad laboral temporaria, la invalidez, el fallecimiento y la desocupación.

El Estado social es un Estado más humanizado, que busca la inclusión social de las clases menos favorecidas. Para ello se vale de instituciones como la educación y la salud pública, poniéndolas al alcance de todos los ciudadanos.

Significados relacionados

Comentarios