Demencia senil

La demencia senil es un término utilizado para englobar condiciones que afectan las funciones cognitivas de personas de edad avanzada, las que además suelen ser progresivas e incurables. Existen distintos tipos de demencia senil, siendo el mal de Alzheimer la más conocida.

Si bien personas de cualquier edad pueden presentar una demencia del tipo neurodegenerativo, estas son más comunes en los mayores de 65 años, por eso se les conoce como demencias seniles. En caso de aparecer en gente más jóven, se habla de otros cuadros.


Por demencia se conoce a un conjunto de síntomas que afectan al desempeño cognitivo como por ejemplo dificultades de de memoria, problemas de lenguaje, deterioro intelectual, complicaciones para orientarse y anormalidades de la conducta entre otros.

La demencia senil es la que aparece en personas mayores de 65 años

Se denomina como senil a lo que se refiere a la etapa final de la vida, es decir después de los 65 años, por lo que las demencias seniles serían las condiciones que reúnen las características descritas ya aparecen en la tercera edad.


La demencia senil suele tener como origen del deterioro neurológico causado por el desgaste de la edad, muchas veces acelerado por algún síndrome neurodegenerativo o problemas de salud que pueden ir desde infartos a infecciones, entre otros.

A diferencia de otras enfermedades, la demencia senil aparece de a poco con síntomas pequeños que luego van creciendo y sumándose entre sí. Así, al momento del diagnóstico el paciente puede llevar años con algún tipo de demencia.

La demencia senil agrupa a una serie de enfermedades, algunas más conocidas que otras como el mal de Alzheimer, pero todas comparten aspectos claves que permiten clasificarlas dentro de este grupo de condiciones neurodegenerativas.

Los pacientes con demencia senil declinan progresivamente hasta el punto de ser incapaces de valerse por sí mismos, por lo que requieren de atención y vigilancia constante, generando altos niveles de estrés y la aparición de cuadros de depresión en sus cónyuges, hijos o nietos.

El término demencia senil deriva de las palabras latinas dementĭa y senulis. El primero significa fuera de la mente, mientras que el segundo se aplica a a lo relativo a la vejez.

Es común que adultos mayores muestren signos de confusión o falta de lucidez mental ante una infección, generalmente urinaria, por lo que a veces son diagnosticados erróneamente con demencia senil o, sus cuidadores creen que son cosas de la edad, lo que muchas veces demora el tratamiento de la causa real del problema.

Actualmente los médicos ya no hablan de demencia, sino que de trastorno neurocognitivo mayor, ya que el término original es considerado estigmatizante y hasta un insulto. La ciencia ha determinado que existe un componente genético que eleva la posibilidad de padecer estos trastornos si es que los padres de la persona o sus parientes cercanos también los presentaron.

Ejemplos de uso de demencia senil

  • Mi abuelo con demencia senil se extravió al salir de casa mientras mi abuela cocinaba
  • El médico cree que los síntomas de mi padre son las primeras señales de un cuadro de demencia senil
  • El mal de Alzheimer es el tipo de demencia senil más conocido

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Demencia senil” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: https://quesignificado.com/demencia-senil/ [Consultado: ].