El deísmo, término derivado de deus en latín, que significa “Dios”,  es una corriente filosófica que sostiene la existencia de Dios creador del universo, con algunas particularidades.

La base del deísmo está dada por el rechazo de la fe, la revelación directa, la religión organizada y la tradición. Para los deístas Dios se revela a través de la naturaleza, y los seres creados tienen la autosuficiencia necesaria para gobernarse por sí mismos.

Camino de tierra con arboleda colorida que deja ver la luz del sol, resaltando la belleza de la naturaleza que postula el deísmo.

La revelación de la existencia de Dios se manifiesta a través de la belleza de la naturaleza.

¿Qué es el deísmo?

Es una corriente de pensamiento que asegura que la existencia y naturaleza de Dios devienen de la razón y la experiencia personal.

Por lo tanto, aseguran que Dios creó al mundo en forma deliberada y abandonó su creación para que se gobernara a sí misma por leyes naturales.

Los deístas afirman que es innecesaria la intervención de Dios y su revelación al ser humano, dado que los seres creados están dotados de fuerzas suficientes.

Asimismo, esta creencia declara que es imposible conocer a Dios o acercarse a Él por medio de la oración. Es decir que niegan la comunión del hombre con Dios.

En síntesis, es una especie de religión de la naturaleza, que menciona a Dios creador pero no es el Dios de Abraham.

Origen del deísmo

La época de mayor notoriedad fue durante los siglos XVII y XVIII con la Ilustración, en especial en Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Surgió entre las personas que recibieron educación cristiana y creyeron en un sólo Dios, pero no pudieron creer en la Santísima Trinidad, en Jesús ni en la Biblia.

En un comienzo no formaron parte de ninguna congregación, pero con el tiempo constituyeron otros grupos religiosos como el unitarismo universalista.

Los deístas típicos consideran que Dios no interfiere en la vida de los humanos y las leyes del universo. Los libros sagrados y revelaciones divinas se interpretan como inventadas.

En su pensamiento, el mayor don divino de la humanidad es la habilidad y capacidad de razonar, pero no la religión.

Algunas características:

  • Creen en Dios pero se encuentran insatisfechos, por eso no aceptan otros credos.
  • La palabra de Dios es el universo y la naturaleza, pero no la Biblia.
  • Usan la razón para reflexionar sobre la naturaleza de Dios, pero no aceptan doctrinas sobre Él.
  • Prefieren la ética de su conciencia en lugar de adecuarse al libro sagrado inspirado por Dios.
  • Disfrutan de la libertad de buscar por sí mismos la espiritualidad, sin autoridades religiosas.
  • Creen que las ideas religiosas deben adaptarse y no contradecir a la ciencia.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *