Ir al contenido

Ka y Ba egipcios

Los egipcios se valieron de la simbología para representar sus creencias, ideas y mitología. Muchos de sus símbolos aluden a algún dios de su civilización.

Ka y Ba son dos conceptos abstractos relacionados con la constitución de la persona, según la concepción de la cultura egipcia.

Es decir que Ka y Ba son dos nombres que simbolizaban las dos partes que conforman el alma del ser humano, con independencia del cuerpo.

Ka y Ba egipcios vivían en las tumbas y pirámides de los faraones

Las pirámides alojaban los cuerpos momificados de los faraones.

Ka y Ba egipcios

Según la mitología egipcia, había varios componentes de la naturaleza humana:

  • Ka era la fuerza vital, lo que da vida al individuo, representada con los brazos levantados en forma de U
  • Ba era la fuerza anímica, la parte espiritual que diferencia a una persona de la otra más allá de lo físico
  • Aj la espiritual
  • Ib el corazón (en realidad la mente donde se originan los pensamientos y las emociones)
  • Ren la identidad o el nombre
  • y Sehut la sombra

El cuerpo era considerado la cáscara dentro de la cual el ser humano existe. Su parte más importante era el corazón para los egipcios, ya que creían que en él se creaba el pensamiento.

Junto al cuerpo había una sombra que cada cuerpo emitía, la que representaba algo de su dueño. La parte más difícil de comprender es el Ba.

¿Qué es el Ba?

El Ba es todo aquello que pertenece a la persona como individuo, con excepción de su cuerpo. Se trata de la personalidad, la apariencia que se ve de él y que causa una impresión en los demás. En la cultura occidental podría equipararse el Ba al alma, ya que es la parte que vive después de la muerte.

El egipcio imaginaba al Ba salir de la tumba y del cuerpo momificado (en forma de pájaro con cabeza humana) y vivir libremente entre los vivos.

El concepto de Ba está asociado a las personas y a los dioses, aunque otras cosas como los objetos, también pueden tener Ba. Esto ocurre porque algunas cosas pueden tener presumiblemente una “personalidad” distintiva aunque no pertenezcan al mundo de los vivos.

¿Qué es el Ka?

Además del cuerpo, el Ba y la sombra, cada individuo vivo tiene también un Ka. Este concepto es similar a la “fuerza vital”. Es decir que el Ka es el que diferencia entre los vivos y los muertos.

La muerte sucede cuando el Ka abandona el cuerpo. Los egipcios creían que la fuerza vital era transmitida por el Creador a los reyes, y de estos a la humanidad. Luego pasaba de sujeto en sujeto a través de los padres.

El signo que representa al Ka son los brazos extendidos, ya que la transmisión de la fuerza vital era por medio del abrazo. El sepulcro era la casa del Ka, porque se creía que el difunto resucitaría y volvería al cuerpo.

El Ka y Ba egipcios: fuerza vital y alma

Luego de la muerte, el Ka era una energía que sobrevivía al fallecimiento. Finalizado el funeral, los sacerdotes celebraban hechizos para que el Ka pueda vivir en las momias. Le ofrendaban comidas, bebidas y alimentación constante.

Se creía que el Ka permanecía en el interior del cuerpo momificado hasta reencontrarse con el Ba y viajar al inframundo.

En cambio el Ba (que eran los rasgos únicos de la persona) se creía que seguían viviendo luego de la muerte, para viajar al inframundo junto con el Ka.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.