Criptomoneda

La criptomoneda es una moneda virtual o digital, cuyo diseño fue pensado con el fin de que pueda ser utilizada como medio de intercambio.

Para asegurar las transacciones digitales, para verificarlas y controlar la creación de unidades nuevas de una criptomoneda en particular, se utiliza la criptografía.

La criptografía es una técnica que consiste en escribir con claves secretas o con procedimientos enigmáticos, para que sólo pueda entenderlo quien sepa descifrarlo.

La criptomoneda es una moneda digital, diseñada con códigos enigmáticos que son ininteligibles a receptores no autorizados.

Tanto en el arte como en la ciencia y la tecnología, se utiliza la criptografía para codificar ciertos mensajes con el fin de conseguir su confidencialidad.

El sistema de cifrado y códigos utilizan un algoritmo con ciertas claves que transforman los mensajes, sin atender a su lingüística o real significado, de forma tal que sea incomprensible para aquel que no posee la clave de descifrado.

Utilizando esta antigua técnica de la criptografía, fueron diseñadas las criptomonedas durante el boom de la tecnología de los años 90.

Sin embargo, los sistemas utilizados en el mercado en esa década fracasaron, por distintas razones como el fraude, los problemas financieros y otros errores de las empresas.

Casi veinte años después, surgió una de las criptodivisas que más circulan en la actualidad, que es el “bitcoincreado por Satoshi Nakamoto (alias de su programador anónimo).

El sistema de las criptomonedas es un sistema totalmente descentralizado, es decir que no tiene servidores involucrados ni tampoco una autoridad de control.

Se trata de un concepto que tiene semejanzas al de las redes de igual a igual para compartir archivos.

La criptomoneda puede intercambiarse como todo otro método tradicional de cambio, pero está fuera de la regulación de los gobiernos y de las instituciones financieras.

Existen muchas criptomonedas con sus diversas presentaciones y aplicaciones, siendo muy conocidas en el mercado el bitcoin, el ether, el bitcoin cash, el dash y el ripple.

La criptomoneda fue creada como un medio convencional de pago, que puede ser transferida a cualquier lugar del mundo por cualquier tipo de negocio, persona o centros comerciales, como modo de pago.

La empresa o persona que genera criptomonedas se beneficia con una comisión pequeña que hace económicas las operaciones.

Se procesan y certifican las transacciones manteniendo la seguridad en la red, haciendo que se sincronicen los participantes de cada operación.

Algunas de las características de la criptomoneda:

  • El valor no está relacionado con el estado de una economía
  • El compromiso de los usuarios por mantener el precio determina su valor
  • El valor no depende del aumento de reservas monetarias ni del tipo de interés, ya que éstos no tienen un efecto directo en ellas.
  • Es tratada como materia prima, ya que su inversión proviene de la especulación en relación a las subidas y bajadas de su valor.
  • Representa una de las tantas aplicaciones que utiliza la tecnología de bloques.

Actualmente existen más de cincuenta tipos de criptodivisas o criptomonedas, todas muy parecidas entre sí, que superan el millón de dólares de capitalización.

Las transacciones con criptomonedas ocultan la identidad del usuario, quien puede realizar operaciones internacionales y pagos electrónicos con la misma moneda virtual.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *