Emprendimiento

Un emprendimiento es un proyecto innovador, que se relaciona con la creación de una empresa o un producto. En el ámbito de la administración de empresas, el término emprendimiento alude a individuos que asumen riesgos para generar oportunidades de cambio, acorde con el origen francés del término emprendedorentrepreneur, que significa pionero.

Un emprendimiento suele ser la idea de un sujeto emprendedor, cuya actitud es creativa y orientada a la acción.

Desde los comienzos de la humanidad el ser humano se caracterizó por su afán de mejorar las condiciones de vida para él y para su familia.

El aprovechamiento de los recursos naturales en la época primitiva que más tarde se optimizó con la utilización de la tecnología, fue la puesta en marcha de un proceso hacia la civilización que dio cuenta del espíritu emprendedor del hombre.

Toda sociedad, en todos los tiempos, ofreció un escenario económico pasible de ser modificado. La aptitud de un emprendedor que tiene una actitud transformadora sobre el medio que lo rodea, se ve reflejada en la puesta en acción de un emprendimiento.

Las personas emprendedoras son centrales en todo sistema económico porque son generadoras de innovaciones que se traducen en ganancias y crecimiento económico.

Cabe destacar que especialmente en tiempos de crisis económica de una nación surgen modelos emprendedores, ya que la crisis a nivel individual suele preceder a los cambios.

La crisis, para Pichón Riviere (psiquiatra suizo argentino que introdujo el psicoanálisis a la Argentina) es la antesala del cambio, que puede generar una adaptación activa o pasiva del sujeto.

El sujeto en crisis sufre una desestructuración de su realidad actual, una fragmentación de las bases sólidas sobre las que se desplazaba que sacude sus sentimientos de seguridad sintiendo que el piso cede bajo sus pies.

Es entonces en la crisis cuando surge la posibilidad de retroceder o de avanzar hacia un cambio que transforme su realidad.

El sujeto con capacidad de crear un emprendimiento propio se enfrenta a la inestabilidad de su mundo exterior, supera los obstáculos y vence las dificultades adaptándose activamente al nuevo escenario.

Es tarea innata de los emprendedores analizar la vida cotidiana para encontrar nichos del mercado que puedan generar ideas innovadoras en relación, tanto con los productos ya existentes, como con aquellos de los que aún se carece.

En especial, el terreno propicio para el surgimiento de un emprendimiento y para la transformación de sujetos en emprendedores es la crisis del desempleo que afecta a los jóvenes en varios lugares del mundo.

Actualmente la juventud tiene serias dificultades para ingresar al mundo laboral luego de su formación académica, lo que moviliza las acciones innovadoras necesarias para la satisfacción de sus necesidades básicas.

Las crisis fueron, en todos los tiempos, el ámbito ideal para el inicio de las más importantes innovaciones.

Un emprendimiento puede ser empresarial, cuando gestiona el desarrollo de un proyecto de negocio; pero también puede ser cultural cuando sobre la base de la defensa de las costumbres autóctonas de un país, desarrolle una idea comercial que además funcione como fuente de trabajo.

Asimismo se puede hablar de un emprendimiento social, que tiene el fin de dar respuesta a problemas que tiene la sociedad como conjunto. Pero a diferencia de los anteriores, el emprendimiento social no persigue fines de lucro.

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Emprendimiento” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: http://quesignificado.com/emprendimiento/ [Consultado: ].