Ropa interior

La ropa interior es la que popularmente conocemos como aquella diseñada para llevar directamente sobre la piel, dando protección a los órganos sexuales.

También llamada ropa íntima, la ropa interior es un tipo de indumentaria que se usa debajo de otras prendas de uso externo, para protegerlas de las secreciones y suciedad corporal.

Si bien actualmente se la relaciona con el erotismo humano, existen prendas que tienen diferentes usos según la función específica como ropa interior: camisetas, shorts, trajes de baño, ropa de dormir.

La ropa interior se lleva directamente sobre la piel, debajo de la ropa externa.

El origen de la ropa interior es tan antiguo como el género humano, donde el hombre primitivo comenzó a cubrirse los genitales con calzones hechos de piel de animales o taparrabos de cuero.

La ropa fue evolucionando a través de los años, a la vez que describió la historia y evolución de la humanidad.

Cuando en el siglo XX  fue abierta la tumba de Tutankamon se encontraron restos de un pañal de lino. En tiempos del imperio romano las prendas femeninas constaban de bandas de cuero o de lino que cruzaban el pecho, y una especie de taparrabos para hombres y mujeres, dependiendo su calidad y complejidad de la clase social.

Recién en el siglo XIX, luego de la Revolución Francesa, se hicieron populares los corpiños, y más tarde los corsé. Su uso era muy perjudicial en las mujeres provocando abortos, infertilidad, daño a las costillas y disminución de la capacidad pulmonar.

A partir del siglo XX se volvió mucho más cómoda la ropa interior para hombres y mujeres. Inclusive fue exhibida la ropa íntima ligera a través de la popular e importante bailarina Isadora Duncan.

Luego del invento del primer sujetador moderno, la actriz Jane Russell lo popularizó en la película “The Outlaw”, en el año 1940.

En cuanto a la ropa interior masculina, se usaron los calzoncillos largos hasta las rodillas hasta el año 1929, donde la crisis económica dio lugar a la creación del primer slip años después.

La falta de materiales durante la Segunda Guerra Mundial llevó al uso de materiales sintéticos como el látex y la lycra, a la vez que comenzaban a acentuarse las curvas.

Pero en los años 60 aparecen los babydolls, acompañando el cambio de tendencia hacia las líneas rectas.

Con la llegada de la década del 70 la liberación femenina provocó más cambios en la ropa interior de las mujeres con la aparición de nuevos materiales, mejor confort y mayor comodidad.

La ropa interior femenina es conocida colectivamente con el nombre de “lencería”, e incluye una amplia gama de prendas de corsetería, calcetería, ropa íntima, ropa de baño, ropa de dormir.

Con los cambios de décadas aumentaron la sensualidad de los diseños, creando modelos para practicar ejercicios, para la natación y el deporte, para la seducción, para la noche, para las fiestas, con amplia variedad desde lo formal hasta lo informal.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *