Ir al contenido

Distermia

La distermia es una anormalidad de la temperatura corporal, es decir una disminución o elevación de la temperatura interna del organismo por encima o por debajo de los valores normales. Se presenta con síntomas como escalofríos, sensación de fiebre o de tener alterada la temperatura corporal, ya sea por febrícula o hipertermia, generalmente de origen nervioso.

La distermia puede implicar una elevación de la temperatura sin síndrome febril, reconociendo causas de origen no infeccioso. Por ejemplo un trastorno nervioso.

distermia de un paciente con su médico

La consulta médica es parte de la prevención

La causa de esta afección puede tener origen en la acción de algunos tipos de fármacos que suelen aumentar la producción de hormonas o la oxidación (tiroides).

¿Qué es la distermia?

Se trata de una anormalidad que no implica la presencia de ningún signo biológico de infección, como eritrosedimentación alta o leucocitosis. Generalmente la distermia corresponde a lo que antiguamente se llamaba fiebre nerviosa, o fiebre de causas nerviosas.

Es más frecuente la distermia en mujeres jóvenes, predominando el sexo femenino sobre el sexo masculino en una relación de 10 a 1. Desde el punto de vista de la clínica, la evolución de la distermia puede llegar a tener muchos meses.

Para su diagnóstico, hay tres hechos que sirven como referencia en muchos casos: la presencia de astenia psicógena, la asociación de fenómenos vegetativos con el nerviosismo, y la prueba de Hollo Weyl.

Etiquetas:

2 pensamientos en “Distermia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.