Rendimiento académico

El rendimiento académico es el principal indicador del nivel de estudios alcanzado por un alumno. Es un fenómeno de estudio que se compone de diversos factores y variables, que van más allá de la actitud, el esfuerzo y la habilidad.

El abordaje del rendimiento académico debe tener en cuenta el factor socioeconómico ya que se trata de un fenómeno multifactorial. La capacidad intelectual y la aptitud no alcanzan cuando el contexto en el que estudia un alumno es adverso.

El rendimiento académico es la dimensión más importante del proceso de enseñanza y aprendizaje, por eso el sistema educativo le brinda tanta importancia.

Los niños reflejan su responsabilidad al hacer la tarea escolar.

¿Esfuerzo o habilidad?

En la vida académica, esfuerzo y habilidad no son sinónimos ya que el esfuerzo no garantiza el éxito. Sin embargo, en el contexto escolar suele ser más valorado el esfuerzo que la habilidad.

La habilidad está asociada a cierta capacidad cognitiva que permite al alumno hacer una elaboración mental. En ese proceso la autopercepción de la propia habilidad es central para el rendimiento académico. Dicha percepción de sí mismo cobra importancia para la autoestima.

En otras palabras, el estudiante espera ser reconocido por su capacidad, lo cual es vital para su propia valoración. A pesar de ello, es frecuente que en el salón de clases sólo se reconozca el esfuerzo.

Tipos de estudiantes

  • Los que se consideran capaces (tienen éxito escolar, confianza en sí mismos y alta motivación)
  • Sujetos que aceptan el fracaso (son derrotistas, tienen una autoimagen deteriorada y renuncian al esfuerzo porque aprendieron la desesperanza)
  • Los que evitan el fracaso (carecen de una buena autoestima, hacen poco esfuerzo pero protegen su imagen ante un posible fracaso, por ejemplo copiando en los exámenes)

El juego de los valores habilidad-esfuerzo es riesgoso para los estudiantes. Porque si tienen éxito con poco esmero, suelen considerarse hábiles o brillantes. Y aún si la inversión de esfuerzo es alta, no refleja el nivel de habilidad ni amenaza el valor como estudiante.

Pero en situaciones de fracaso, la situación cambia en relación a la autopercepción de habilidad y esfuerzo. Si se invirtió gran esfuerzo y hubo un fracaso, se infiere poca habilidad que genera humillación ante el profesor. Porque el fracaso pone en duda la capacidad, y con ello la autovaloración.

Características del rendimiento académico

En cualquier nivel de enseñanza, el rendimiento académico es una forma de emitir un diagnóstico de la eficacia de todo sistema educativo.

Pero es en la enseñanza no universitaria donde se han desarrollado mayor número de experiencias. En la mayoría de los casos, los resultados lograr verse a largo plazo.

Lejos están esos resultados de reducirse sólo a la adquisición de conocimientos y destrezas en ciertas áreas. Por el contrario, la evaluación del rendimiento escolar tiene que ver con la instrucción general de los alumnos.

Considerando que el sujeto que aprende es un ser social, atravesado por factores psicológicos, pedagógicos, sociológicos, entre otros, los objetivos de aprendizaje van más allá de lo académico.

La adquisición de valores, la formación del carácter, el amor por la cultura, la creación de hábitos de estudio y de trabajo son sólo algunas facetas que caracterizan a una buena formación.

El primer esfuerzo diagnóstico debe ser comprobar que el alumno logre un aprendizaje que sirva de base o sedimentación para aprender futuros conocimientos.

Etiquetas:r

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *