Ir al contenido

El SWIFT es un sistema bancario internacional, en el que está presente la mayoría de los principales bancos del mundo.

SWIFT es el acrónimo que en español representa la “Sociedad para Comunicaciones Financieras interbancarias Internacionales”.

El SWIFT es una red de alta seguridad que conecta a miles de instituciones financieras de todo el mundo.

El swift conecta los bancos del mundo

El mundo está conectado a una base que concentra los bancos de los principales países.

¿Qué significa SWIFT?

La Society for World Interbank Financial Telecommunication, cuyo acrónimo es SWIFT, se fundó en Bruselas en 1973. En español es una Sociedad para Comunicaciones Interbancarias Financieras Internacionales.

Se trata de una sociedad o grupo cooperativo que estableció:

  • un sistema compartido para el proceso de datos
  • una red de telecomunicaciones mundial
  • un lenguaje en común para las transacciones financieras

Sus miembros propietarios son 3500 instituciones financieras, cuya función es la de socios accionistas. Conectado con más de 11 mil entidades financieras en 200 países, funciona las 24 horas del día todo el año. Se estima que el promedio de transacciones diarias es de seis mil millones de dólares estadounidenses.

¿Cuál es su utilidad?

En la actualidad, es una de las infraestructuras esenciales de las finanzas internacionales modernas. Se convirtió en una herramienta que integra servicios como:

Para poder gozar de las prestaciones, es necesario afiliarse a su comunidad de usuarios.

Supervisión de SWIFT

El consejo de supervisión, cuya sede está en Bruselas (Bélgica), está formado por los bancos centrales de:

  • Bélgica
  • Estados Unidos
  • Reino Unido
  • Alemania
  • Francia
  • Canadá
  • Italia
  • Japón
  • Suiza
  • Suecia
  • Banco Central Europeo

Control estadounidense

El primer Centro de Operaciones funcionó en los Estados Unidos. Esta potencia ejerce un control político sobre las transacciones dentro de la Unión Europea.

En 2012 fue publicado en el periódico danés Berlingske, que las autoridades norteamericanas embargaron transacciones entre Alemania y Dinamarca. Se trató de un empresario danés que transfirió un monto en dólares a un Banco alemán, que fue inmediatamente embargado. El motivo del embargo fue que el proveedor alemán importó cigarros cubanos, violando el bloqueo a Cuba.

Si bien SWIFT se declara “neutral” por estatuto, acata las sanciones impuestas por el gobierno belga a otros países.

Por ejemplo:

  • Desconectó en 2012 a todos los bancos de Irán, por cuatro años
  • En 2014 rechazó la suspensión del acceso a la red de los bancos de Israel, a pedido de activistas de Palestina.
  • Reino Unido propuso sin aprobación, el bloqueo de los bancos rusos en represalia por la intervención militar en Ucrania.
  • En 2022, los gobiernos de los países bálticos pidieron la exclusión de Rusia del SWIFT, con motivo de la invasión rusa a Ucrania. Mientras que otros países de la Unión Europea fueron reticentes a la medida. Finalmente, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido acordaron excluir a varios bancos rusos del SWIFT.

¿Qué ocurre si un banco queda excluido del SWIFT?

Si un banco es expulsado del tablero donde juegan todos los bancos del mundo, queda aislado a nivel internacional. O sea que no podrá operar con otros bancos de la red del sistema. Ello impide la posibilidad de importación de productos de Occidente, porque no podrían hacer transferencias ni pagos comerciales.

La afectación no es sólo del banco expulsado sino de todos los bancos de la red, que ya no podrán operar con ese país. Lo que afectaría a ambos a nivel económico y comercial.

Sin embargo, siempre queda la opción de recurrir a otras alternativas diferentes al dinero real. Es el caso de las criptomonedas. Esta moneda virtual no se rige por los bancos, por lo que juega fuera del sistema del SWIFT.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.