Modelo agroexportador

El modelo agroexportador es un sistema económico basado en la producción y exportación de bienes relacionados con la agricultura, así el país pone énfasis en esta actividad productiva con el fin de obtener divisas mediante su venta a mercados externos en otras naciones vecinas o continentes.

El modelo agroexportador busca inversiones exteriores en desarrollo agrícola en el país como forma de hacer crecer una economía y, no solo mediante exportaciones sino que también la generación de puestos de trabajo para sus habitantes fortaleciendo así los mercados internos.


Si bien los modelos agroexportadores tuvieron su boom a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX, especialmente en Latinoamérica, a las pocas décadas mostraron ser ineficientes en varios aspectos lo que llevaron a que los países que lo adoptaron fueron modificándolos a medida que crecían y las necesidades se hacían diferentes.

El modelo exportador se concentra en la producción de materias primas agrícolas

Los modelos agroexportadores tienen una fuerte dependencia de economías extranjeras, por lo que cualquier suceso internacional que pueda incidir en economías extranjeras o mercados globales se traducen en fuertes crisis, ya que los países presentan una dependencia extrema al resto de las naciones.


En un modelo agroexportador el país se dedica a la producción de materias primas agrícolas las cuales luego salen al extranjero, muchas veces sin alimentar la industria secundaria local lo que impide la diversificación de la actividad económica de estas naciones afectando su desarrollo.

Un gran problema de este modelo económico es que exportar alimentos siempre les será más beneficioso en términos de ganancias, descuidando así el mercado de la agricultura local lo que hace que sus propios habitantes no puedan acceder a bienes agrícolas necesarios para su alimentación.

Al dedicarse a la producción de materias primas agrícolas, se deja de lado la creación de industrias que las procesan, ya que estas son exportadas al extranjero obteniendo así un precio mucho menor al que sacarían si fuesen procesados dentro de la misma economía productora.

Un modelo agroexportador también es dependiente del clima y cualquier desastre natural puede arruinar las cosechas y crear una crisis económica grave afectando no solo la entrada de divisas sino que también los movimientos internos de los mercados por la pérdida de empleos y de dinero que circule en la economía.

Hoy los países con modelos agroexportadores mutaron a economías más diversificadas que igual tienen a la agricultura como bien principal, invirtiendo así en el desarrollo de otras industrias tanto relacionadas como externas, ya sea con la inyección de capitales estatales o parte de privados internacionales que ven su potencial.

Ejemplos de uso de modelo agroexportador

  • Argentina fue una de las precursoras en imponen un modelo agroexportador
  • Los modelos agroexportadores demostraron ser demasiado riesgosos para las economías
  • Un buen modelo agroexportador trae divisas y genera empleos

Significados relacionados