Ir al contenido

Medusa es un ser femenino de la mitología griega, que fue decapitada por Perseo. Quien la miraba fijamente a los ojos se convertía en piedra.

La medusa, cuyo nombre significa “guardiana”, forma parte de un mito o relato tradicional protagonizado por un ser sobrenatural de la cultura popular.

El mito de la medusa puede aplicarse a la sociedad actual, en relación al trato que se le da a las mujeres.

medusa en el fondo del océano

Animales de mar

¿Qué significa medusa?

En el reino animal, las medusas aparecieron hace quinientos millones de años. Se llaman también aguavivas, lágrimas de mar o aguamalas. Son animales marinos conocidos como celentéreos, de cuerpo gelatinoso con forma acampanada. Cuelgan de su cuerpo largos tentáculos cubiertos de células llamadas cnidocitos, que segregan una sustancia urticante como defensa.

Medusa mitológica

En la mitología griega, la medusa era una de las gorgonas. Monstruos femeninos despiadados con tanto poder, que cualquiera que las mirase quedaba petrificado. Se diferenciaba de ellas porque era la única mortal, mucho más hermosa que las hermanas. En el griego antiguo, la palabra significa “protectora, guardiana”, por lo que era una especie de divinidad maléfica.

Mito de la medusa

Se trata de un personaje anecdótico de belleza tan deslumbrante, que enamoró a Poseidón. Este la sedujo en el templo de Atenea (la diosa de la sabiduría), generando una rivalidad con Atenea. La ira de Atenea por lo ocurrido en su templo provocó una dura reacción. Castigó a Medusa, que dejó de ser diferente a sus hermanas y pasó a tener su misma aspecto:

  • cabellera poblada de serpientes
  • colmillos de jabalí
  • manos de bronce
  • alas doradas
  • y chispas en sus ojos que convertían en piedra a quien las mirase

Del idilio con Poseidón creció un embarazo, que incrementó el rencor de Atenea.

Muerte por rencor

La misión de matar a Medusa fue encomendada por Atenea a Perseo. Para protegerse de la mirada de la gorgona,  tuvo que utilizar sandalias aladas y un escudo brillante para repeler la luz mortal de sus ojos. Cuando Medusa se quedó dormida en su guarida, Perseo le cortó la cabeza volando por encima de su cuerpo.

De este corte a la altura del cuello nacieron dos hijos: el gigante Crisaor y Pegaso. Atenea obtuvo el trofeo de la cabeza de Medusa, que utilizó como escudo en todas sus batallas.

La sangre que se derramó por la decapitación de Medusa fue guardada para los dioses, con dos utilidades diferentes. La sangre de la vena izquierda era un veneno mortal, y la de la derecha podía sanar y resucitar a los muertos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.