Filosofía de la educación

Existe gran diversidad de definiciones en relación a la Filosofía de la Educación, disciplina que integra distintos saberes.

Todas las teorías contribuyen a la comprensión de la educación como un fenómeno social complejo en su más alto grado.

La Filosofía de la Educación, en principio, es una rama de la filosofía que estudia la complejidad del fenómeno educativo.

La filosofía de la educación se relaciona con muchas disciplinas que abordan la complejidad de la educación.

Desde una perspectiva filosófica, la Filosofía de la Educación constituye un saber para la acción, enmarcado en la filosofía práctica, que tiene el fin de organizar un pensamiento racional orgánico y sistemático.

Su origen es remoto, y data de la época de la Antigua Grecia, en la que filósofos como Platón y Aristóteles discurrían sobre el modo ideal en que debía ser formado el ser humano desde la infancia.

En el mundo medieval y cristiano, también abordaron la temática de la educación pensadores como San Agustín, Santo Tomás de Aquino y Clemente de Alejandría.

Luego del Renacimiento y a comienzos de la Edad Moderna, hubo un amplio desarrollo de diversas teorías educativas.

Filósofos como Rousseau, Locke, Kant entre otros autores, ofrecieron sus reflexiones acerca de la educación del hombre y el camino del perfeccionamiento como sujeto y miembro de la sociedad.

Y en el siglo XX, en especial a mediados de él, la Filosofía de la Educación contó con la impronta particular de autores como Piaget o Maritain para explicar la pedagogía y la enseñanza.

Por ejemplo Jean Piaget, famoso psicólogo suizo de enfoque constructivista (enfoque llamado por él mismo “epistemología genética”), elaboró su Teoría del Aprendizaje tratando de entender y explicar las formas en que aprendemos.

Su enfoque pone énfasis en el rol del aprendiz como agente principal de su propio aprendizaje.

Los padres, maestros, profesores y docentes en general son facilitadores del cambio que opera en la mente del estudiante, pero no son la pieza principal.

Piaget incorporó los conceptos de esquema, y de aprendizaje como reorganización de la estructura cognitiva existente, considerando que la transformación se da por la incorporación de conocimiento a la propia experiencia, en una recombinación que actúa sobre los esquemas mentales.

Al examinar las distintas teorías sobre la Filosofía de la Educación, y los múltiples criterios relacionados con su definición, es posible concluir que constituye una disciplina imprescindible para la educación, y que realiza un aporte valioso a las demás ciencias particulares que conforman las Ciencias de la Educación.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *