Ir al contenido

Abstemio

Es abstemio alguien que no ingiere bebidas alcohólicas, es decir que no bebe alcohol. La práctica de la abstinencia implica una renuncia voluntaria a la ingesta de esas sustancias.

La condición de abstemio es una elección que puede tener causas diferentes, ya sea por razones médicas, psicológicas, religiosas, familiares o sociales.

Muchas veces la abstinencia genera reacciones físicas, que suceden cuando la persona con adicción a una sustancia deja de consumirla.

abstinencia en sesión de terapia para recuperación

La psicoterapia es un recurso indispensable para el tratamiento del síndrome de abstinencia.

Síndrome de Abstinencia

El síndrome de abstinencia es el nombre que recibe el conjunto de reacciones mentales y físicas que sufren las personas con adicciones, cuando suspenden el consumo.

Las características de estas reacciones corporales y psíquicas, dependen del tipo de droga que fue interrumpida. Entre los síntomas se describen sudoración, ansiedad, fatiga, depresión, vómitos, convulsiones y alucinaciones.

Cuando por diversas razones se deja de administrar la sustancia (por dificultad para conseguirla, por carencia o por accidente), aparecen una serie de síntomas que crean malestar y generan la repetición del consumo. Se trata del síndrome de abstinencia, que causa temor en el consumidor.

Consecuencias del síndrome para el abstemio

En forma inevitable, estos síntomas inciden:

  • En la convivencia familiar
  • En la rutina diaria
  • En la vida laboral
  • Se crea un clima de inestabilidad en el entorno
  • Hay un descontrol absoluto en su vida

¿Por qué se consumen sustancias?

Porque cuando el ser humano obtiene placer a través de actividades como comer, beber, tener sexo, se activa un sistema cerebral de recompensas. La gratificación recibida lo estimula para volver a repetir el comportamiento motivador, lo que vuelve a activar el sistema de gratificación. Ingresa así en un círculo vicioso en el que es muy difícil dejar de buscar el placer.

Las drogas producen placer sin esfuerzo, por el simple hecho de consumirlas. Cuanto más se consume, más se desea, convirtiendo en patológico ese deseo. Ello pasa a ser el centro de la vida del adicto.

Por eso la necesidad de tratamiento por especialistas en salud mental es imperiosa, a través de un abordaje interdisciplinario.

¿Qué sustancias afectan al abstemio?

Las adicciones que producen abstinencia, pueden presentarse por dependencia emocional (causada por ciertas patologías) o por consumos:

  • de alcohol o bebidas con etanol
  • tabaco
  • cigarros
  • otras sustancias

En el caso de la dependencia emocional, la persona no depende de una droga o sustancia, sino que por su patología hay un afecto desmedido hacia otra persona, expresado como somatización.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.